Vencer el cáncer, autoayuda

 
 

Tenemos siempre a nuestro alcance unas herramientas adicionales para ayudarnos a superar el cáncer

 
Por supuesto, nuestros primeros deberes consisten en la alcalinización y la oxigenación procurando además que los alimentos de los que nos valemos sean vegetales en su mayor parte y estén vivos (masticarlos bien), pero cuidando siempre que no sean transgénicos, pues estos suponen ingeniería genética introducida por la élite oscura para degradar a quienes no despertaron e incitar así a que se tome una salida.
 

Estas herramientas adicionales son las de autoayuda

 
Para que la ayuda sea eficaz hemos de perfeccionar nuestra capacidad de visualización; una vez que seamos capaces de manejar esta técnica hemos de visualizarnos (vernos) alegres, felices y sanos en una época futura en entornos naturales lo más idílicos posibles rodeados por nuestros seres queridos y habiendo desechado de nosotros toda hostilidad hacia los otros seres; el visualizarnos rodeados de una luz potente  puede ser de ayuda también.
 
Puede ser de ayuda el visualizar la zona afectada como una zona llena de luz, después de haber realizado una especie de limpieza en ella (cada persona puede usar su técnica, pero pudiera servir el visualizar una especie de bayeta de un material luminoso que limpia algo oscuro); la limpieza sólo hemos de hacerla al comienzo del tratamiento psíquico, pues lo ideal es visualizar la zona llena de luz sin que existan discontinuidades con el resto de nuestro cuerpo de luz.
 
De gran ayuda puede ser el que un grupo experimentado haga este tipo de meditación teniendo en mente a una persona enferma; se conocen muchos casos en los que estos grupos influyeron a distancia muy positivamente en la curación de una persona incluso sin conocerla, llegando a la curaciónn total, solamente a través de una foto de la persona a curar. 
 
Si ayudamos a curar a otras personas esto mismo puede ser de gran ayuda para nosotros, pues lo que damos a los demás se lo damos al Universo y este nos lo devuelve.
 

Recuerda que todo pensamiento es creador

 
También es de ayuda pedir, pedirle a Quien Todo Es que nos ayude a superar esta prueba o pedirle a los enviados que siempre están próximos a nosotros en las otras dimensiones que nos rodean, nuestros guías.
No hemos de olvidar que muchas veces quienes tienen algún desajuste son algunos de nuestros otros cuerpos que nos acompañan, que pertenecen a otras dimensiones y que lo que le acontece a nuestro cuerpo con frecuencia es una somatización que puede mejorar cambiando nuestros hábitos de vida o lo que guardamos en nuestra mente. 
A veces la enfermedad es una invitación al cambio o una reacción de nuestro cuerpo a un trato indebido del que ni tan siquiera somos conscientes, pero del que sí sabe nuestro inconsciente; este maltrato puede ser debido tanto a lo que introducimos en nuestro cuerpo, es decir, la alimentación inadecuada, como a las emociones que albergamos debido a nuestras creencias limitadoras que crean conflictos en nuestros cuerpos más sutiles, pues esas creencias nos ponen en sintonía con unas vibraciones enviadas por la oscuridad.
 

El equilibrio de todos nuestros cuerpos siempre supone nuestra curación

 
Por supuesto, todo esto sirve también para cualquier tipo de enfermedad; por ejemplo, si alguien padece de los riñones, además de visualizarse sano y rodeado de una gran luz, puede ser de ayuda la visualización de estos órganos como fuertes y sanos.

 

El Libertario

 

 

Anita Moorjani sanó de un cáncer imposible de recuperar para los doctores* tras su RECONEXIÓN, todo un cúmulo de lecciones de espiritualidad para nosotros, un gran regalo

 
*cuatro años con un cáncer linfático, con tumores del tamaño de puños, pulmones encharcados, fallo multiorgánico y coma final en el hospital; vivió una experiencia de ECM (experiencia cercana a la muerte) tras la que logró la RECONEXIÓN y su sanación instantánea

 

TODOS TENEMOS LA CAPACIDAD DE SANARNOS A NOSOTROS MISMOS

Debido a mi experiencia, yo creo firmemente que todos tenemos la capacidad de sanarnos a nosotros mismos así como facilitar la curación de otros. Cuando nos ponemos en contacto con ese lugar infinito en nuestro interior donde somos Completos, entonces la enfermedad no puede permanecer en el cuerpo. Y debido a que todos estamos conectados, no hay razón alguna para que una persona en estado de salud y bienestar le impida tocar a otros, elevándolos e impulsando su recuperación. Y cuando curamos a otros, también nos sanamos a nosotros mismos y al planeta. No existe la separación excepto en nuestras mentes.

 

 Una cosa que aprendí es que es extremadamente importante amarse a uno mismo; el  amor que sentí por mi misma me salvó la vida

La segunda lección por importancia tras la anterior es que hemos de vivir sin miedos

 
Todo en la vida acaba siendo un regalo, y si no se siente así ahora es que aún no hallegado el final
 

COMPARTIR INFORMACIÓN PARA “LIBERAR” A OTROS, ES UNA DE LAS COSAS MÁS HERMOSAS QUE PODEMOS HACER EN LA VIDA.

EL AMOR SANA DE VERDAD. NO ES UNA FRASE BONITA

 
En este video podeos ver a esta mujer y leer mucho más sobre su caso y las enseñanzas que ahora tiene para darnos

https://evolucionando.wordpress.com/2014/01/05/como-anita-moorjani-explica-desde-su-ecm-como-sanar-en-dias-de-un-cancer/

https://www.youtube.com/watch?v=EU4J_aERtkI

para quienes no consigan poner los subtítulos en Castellano, doy también el siguiente enlace a un video en Castellano

https://www.youtube.com/watch?v=2QL7ZwDOwcY

 

 

 

Al estar en estado de Paz Interior la energia pone en funcionamiento programas inactivos en el codigo genetico que producen los cambios fisicos para comunicarse con el pensamiento, se genera en su mente un campo de energia sagrada que activa la glandula Pituitaria y Pineal, estas glandulas segregan unas enzimas que activan codones inutilizados en el codigo genetico, al activarse nuevas cadenas de aminoacidos, que se producen en el interior del cuerpo generando un Super Sistema Inmunologico.

Tus células escuchan lo que piensas

 
Dianelli Torres
 
 
 
 
Tus células inmunológicas, las que te protegen
del cáncer y de las infecciones, están literalmente vigilando cada
pensamiento tuyo, cada emoción, cada concepto que emites, cada deseo que
tienes.
Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las
mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa.
Esto lo hace todo muy interesante, porque ahora podemos decir que las células inmunológicas son pensantes.
No son tan elaboradas, como lo es la célula cerebral que puede hacerlo en inglés
o castellano, pero sí piensa, siente, se emociona y desea, se alegra, se entristece, etc.
Y ello es la causa de enfermedades, de stress, cáncer…etc.… cuando te deprimes entran en huelga y dejan pasar los virus que se instalan en tu cuerpo.
 

SAIKU

 
 
 
 
 

No existe cáncer mortífero como tal. Algunas personas deciden que ese cáncer no los puede matar y lo experimentan como si fuera una gripe. De hecho, los estudios han demostrado que al menos el 85 % de todos los cánceres desparecen por sí mismos. Algunos que lo tuvieron incluso no supieron que lo tuvieron. Otros temen al cáncer como un terrible monstruo o como una influencia que está más allá de su control consciente, y mueren de eso sin tener en cuenta qué tan efectivo y exitoso puede ser un tratamiento en particular. Consecuentemente, el cáncer parece tomar el control de su cuerpo y su vida. En verdad, no hay ninguna otra influencia más que la que ellos mismos crearon ó atrajeron hacia ellos. Los accidentes, los errores, los fracasos, los logros, la felicidad, el conflicto, la paz, y cualquier cosa que tome lugar en nuestro mundo personal, es todo nuestra propia creación, no de Dios o de alguien más. Tú literalmente creas cada significado ó motivo por el que algo te ocurre del modo en que lo hace. 

 

Es tu intención la que determina ya sea que caigas o te quedes ―en el filo de la navaja-. Mientras seas inconsciente de tu propio poder, estás naturalmente asustado de influencias exteriores que te podrían contrariar o desequilibrar. El miedo proyectado se convierte en tu decreto, tu intención y tu juicio. Si te da miedo la enfermedad, literalmente estás rezando o pidiendo enfermarte. ¿Por qué harías eso? Porque puedes aprender de lo que el dolor te genera. La enfermedad puede llevarte más allá del miedo y puede reclamar el poder que tú eres.

 

 
Andreas Moritz