La experiencia espiritual

 
 

Si deseas experimentar en ti los logros de la espiritualidad, medita y ayuda desinteresadamente a los demás.

Creo que la mejor forma de ver los logros de la espiritualidad a través de otras personas la tenemos estudiando el comportamiento de los verdaderos místicos, como Francisco de Asís, y aplicándolo al comportamiento para con nuestra propia persona, para con todos los demás y para con los animales; veremos que los seres que experimentaron otros mundos a través de la espiritualidad viven en una especie de perpetua felicidad, incluso estando inmersos en un mundo de gran rudeza.

También podemos ver los efectos de una experiencia espiritual a través de aquellas personas que estuvieron clínicamente muertas* y después volvieron a la vida; muchas de estas personas resultaron transformadas y pasaron a ayudar a todo el mundo solo por Amor Incondicional, pues habían logrado comprender.

 
El Libertario

*se dispone de registros de monitorización continua en donde se ve que no había ondas cerebrales

 

 

La identidad como frecuencia es la suma total de vuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, emitidos en forma de pulsaciones electrónicas. Mientras vivís vuestra frecuencia, afectáis a todo el mundo, donde quiera que vayáis. Eso es lo que estáis haciendo ahora. Hay muchos que ya comprenden su misión, y existen aquellos cuyos recuerdos están empezando a surgir.

El plan para cambiar la modulación de frecuencia que afecta a la especie humana incluye la reconexión de vuestros ADN y de los filamentos de codificación de luz. El plan es gigantesco en estos momentos. La Tierra está ayudando, a su manera, a la evolución del universo. Es en la Tierra donde están sucediendo cosas: es aquí donde está la acción, donde hay que estar. Es donde el plan está empezando a florecer, y lo que suceda en la Tierra afectará a muchos mundos.

 

Mensajeros del Alba – Barbara Marciniak

 

 

Las ayudas se nos dan de muchas formas y hemos de saber buscarlas hasta en las experiencias de los demás que parecen increíbles.

 

Siempre en el cielo que nos corresponda queda una parte de nuestra energía incluso aunque estemos en plena encarnación. Ello posibilita el que alguno de nuestros seres queridos sea capaz de recibirnos cuando nuestro tránsito esté próximo incluso cuando alguno de estos seres queridos esté experimentando una nueva encarnación en este planeta o en otro; así se explica también el que pueda ocurrir que sale a nuestro encuentro alguna persona de nuestro entorno que todavía se halla viva.

 

Muchas veces descartamos la experiencia espiritual por llegar a pensar que lo que experimentamos  es algo imposible, fruto de un estado de conciencia alterado, pero el descartarla sólo supone el que nos queda mucho por aprender y que aún no estamos preparados.

 

Hemos de aprender con cada una de las oportunidades que se nos brindan, incluso a través de las experiencias espirituales de los demás, pues estas pueden constituir todo un regalo para las gentes abiertas de mente.

 
El Libertario

 

 

Creo que no estaba previsto el que estuviesen aquí los ‘reptiles’* ni que estuviese parte de este mundo bajo el poder de ellos, sino que estuviese totalmente bajo la influencia de los ‘señores de este mundo’**.
Creo que la existencia  de los reptiles en nuestro mundo, los venidos de fuera de la Tierra (no confundir con los seres muy inteligentes que viven bajo la superficie de nuestra Tierra, también de aspecto reptil) es un accidente, un imprevisto. Estos reptiles se hicieron dueños de muchos planetas sometiendo a sus habitantes a gran tiranía para obtener frutos en forma de miedo y sangre.
Los ‘señores de este mundo’ trataban de ponernos trampas de forma que nosotros aprendiéramos a liberarnos, pero los reptiles buscarán siempre el aprovecharse de nosotros.
Hemos de trabajar para que esto no ocurra, es decir, hemos de olvidarnos de todo tipo de deportes de masas y hacer que lo que más nos divierta sea  la investigación y el tema de la espiritualidad, dejando de lado el ansia por las riquezas materiales, pero esto, paradójicamente, supone desechar todo tipo de religión, pues religión y espiritualidad son polos opuestos, lo contrario de lo que nos enseñaron, pues la espiritualidad nos acercará a casa, mientras que la religión nos alejará de ella, aunque en un principio de la impresión de que nos acerca a ella***.

 

El Libertario

*seres reptilianos de la Constelación del Dragón, pues existen aquí unos pocos de ellos; estos fueron los dioses de Mesopotamia, los dioses que pedían sangre y sacrificios

**el complejo de almas ‘Lucifer’

***los auténticos Maestros nunca vinieron a traernos una religión ni a pedirnos que orásemos a un ser externo  a nosotros, sino a mostrarnos el camino  de forma que pudiéramos construir un mundo  mejor aquí mismo en la Tierra, pues el camino bien llevado, el de la espiritualidad, también nos elevaría de forma que los mundos que alcanzásemos tras dejar este fuesen mucho más elevados