Amad lo que sois

 

¿Por qué es importante amar lo que sois? Porque al amaros a vosotros mismos, producís armonía y alineamiento perfecto en el “yo”, vuestro reino, vuestro poder y vuestra habilidad para manifestar.

 

Amad lo que sois siempre; amad el fuego interior, pues él creó la rosa, el pájaro, las estrellas en el cielo y los universos que hay dentro y afuera. Amad la vida, porque sin ella no podéis experimentar vuestras creaciones. Sin la vida no podéis crear aventuras mediante las cuales os deprimís, os preocupáis y os alegráis en el marco de vuestros pequeños juegos. Sin la vida y los juguetes que hay aquí, no podéis sentir,  que es el mayor tesoro de todos, la realidad más bella de todas.

 

Esta vida es una ilusión, un juego, una aventura imaginaria para llegar a la realidad llamada yo. Mientras más experimentéis y améis lo que sois, mayor será vuestro entendimiento del gozo y del misterio del yo.

 

No sois ni hombres ni mujeres; sois Dios, una magnífica entidad que está jugando para experimentar un sentimiento. Y cuando terminéis las aventuras de este cielo, estaréis satisfechos, os montaréis sobre la espalda del viento y partiréis hacia otro cielo aún más grandioso. ¡Sencillamente!

 
Ramtha*
 
*Ramtha es el antiguo dios Rama, venerado en oriente. Fue un guerrero unificador de gentes de la Atlántida contra la tiranía de aquellos tiempos, pues los gobernantes atlantes se habían alineado con la oscuridad, con el mal; partió de la Atlántida con un ejército de sus gentes, incluyendo mujeres, niños y animales y en su viaje hacia oriente se le unieron otras gentes. Tras ser herido tuvo tiempo para la meditación; así llegó a comprender y se convirtió en un Maestro. Fue el primero de los Maestros Ascendidos; esto significa que cambió de plano ante sus gentes elevándose del suelo en medio de una luz cegadora.
Actualmente sigue ayudando a los seres de la Tierra que estén preparados para recibir las semillas procedentes de él; sus enseñanzas se reciben por medio de la canalización

 

 

Sólo vosotros podéis ser vuestro mayor amante.  Sólo vosotros podéis ser vuestro mejor amigo y maestro.  Jamás habrá voz alguna que os enseñe mejor que la vuestra propia.  Ni palabra escrita que os enseñe mejor que la vuestra.  Lo que  vosotros sois en este día es la respuesta a  todo lo que siempre habéis anhelado.  Pero si  insistís en buscar fuera de vosotros caminos que seguir y entidades que adorar, nunca veréis o conoceréis realmente la gloria de Dios.  Sólo podéis daros cuenta de vuestra divinidad, de vuestra luz, de vuestra capacidad, a través de vosotros mismos y vuestro amor proclamado de yo. 

El único camino para la paz, la felicidad y la satisfacción en vuestra vida, es amaros y adoraos a vosotros mismos ~  porque eso es amar a Dios ~ amaros a vosotros mismos más que a cualquier otra persona; eso es lo que os dará el amor y la constancia para abrazar a la totalidad de la humanidad.

 

Ramtha
 
 
 
 
 

Es parte del PLAN CÓSMICO que cada alma debe ascender  al reino del SOL (EL GRAN MUNDO BRILLANTE) por la maestría sobre las condiciones negativas de cada planeta físico.

Esto es llamado dominio del espíritu sobre la materia. No es este de ninguna manera un proceso violento, sino más bien una serie de pasos graduales mediante los cuales el hombre comienza su ascensión (Gran viaje Cósmico) y progresa lentamente de planeta en planeta hasta que alcanza la parte superior de la escalera

 

Enseñanzas Venusinas – Luis Marcos Presa
 
 
 
 

Para conocer el pensamiento divino, ¡oh alma!, debes descender y penosamente ascender los senderos de los siete planetas y sus siete paraísos

 

Hermes Mercurios Trimegistus – uno de los doce grandes maestros de la humanidad de la Tierra
 
 
 
 

Existe un plan fundamental que Dios, o el Amor Universal, tiene para todas las criaturas. Esencialmente es que encuentren su camino de regreso al infinito poder del amor del Universo.

Cada persona diseña un plan para su crecimiento antes de cada encarnación. De modo que, antes de que cada alma se encarne en el plano terrestre, planifica cuidadosamente lo que espera alcanzar en la vida. Decide qué puntos fuertes y puntos débiles desea desarrollar o aprender a controlar. Decide qué karma trabajar. Planifica cuidadosamente los veintiocho primeros años de vida, nunca para sufrir, sino para aprender cómo lidiar con algo o cómo no hacerlo.

 
La Muerte no Existe – Betty Bethards
 
 
 
 
 
 

La Vida en este mundo, es decir, el permitir que experimentemos con las emociones *, es un gran regalo y un honor de primer orden. Para que podamos experimentarla junto con las emociones propias de este plano hemos de vivir en un mundo denso o material, un mundo de pensamiento coagulado.

En dimensiones o cielos de mucha mayor frecuencia la belleza es sublime, casi todo en ellos es bien, pero están a falta de emociones las cuales resultan de situaciones extremas y del cambio de una condición a otra.

Tan solo se experimentarán emociones fuertes, pero relacionadas principalmente con la negatividad en los mundos de frecuencias más bajas también densos, aunque menos densos que este, mundos a los que llamamos astrales, pero en esos mundos moran las gentes de entre nosotros que más se opusieron al Amor.

 

El Libertario

*relacionadas con la positividad o negatividad
 

 

 
 

Lo importante es lo que elegimos.

Vivimos en un mundo dual y en ellos EL SER mantiene con Su Mente tanto lo positivo, la Luz, el bien, como lo negativo, la Oscuridad, el mal, y todas las Creaciones de cada una de sus partes, incluso las nuestras, basadas en lo uno o en lo otro.


Lo que cuenta es lo que elegimos en cada momento y cómo reaccionamos en cada situación, pues ello demuestra nuestro nivel de preparación.


Cuantas más puertas abramos más posibilidades tendremos de evolucionar, pero hemos de elegir siempre la Luz si lo que pretendemos es salir de la trampa en la que caímos hasta quedarnos presos en los mundos materiales*.


Si buscamos nos llegarán los maestros adecuados en cada nivel aunque el maestro sólo es alguien que nos abre los ojos si nos hemos quedado estancados, no alguien a quien seguir ciegamente; el camino lo hemos de recorrer siempre nosotros y hemos de elegir siempre nosotros.

 

El Libertario

*quisimos sentir lo que habíamos creado en los mundos materiales, pero después olvidamos cómo salir de ellos

 

 

 

El Ser existe en perfecta Unidad. La separación es una ilusión. Tú has estado participando en la ilusión de la separación. Ha llegado el momento de que descubras y expreses tu verdadera identidad. Tú viniste a la Tierra hace muchas, muchas vidas. Cuando recién llegaste, las circunstancias sobre la Tierra eran muy diferentes a las que habías experimentado en casa. Tomaste varias decisiones acerca de lo que era ser humano, de lo que era vivir en la Tierra. Aquellas decisiones te han impedido experimentar los recuerdos de tu hogar. En algunos casos, aquellas decisiones te han impedido experimentar tu verdadera conexión con Dios.

 

Muchos de ustedes han podido conceptualizar vuestra relación con Dios. Muchos de ustedes han logrado aceptar la teoría de que Dios existe y han podido relacionarse con esa teoría; sin embargo, muchos de ustedes no han experimentado verdadera, profunda y completamente vuestra participación en el Ser, vuestra conexión, vuestra unión con Dios, más allá de toda circunstancia, de toda forma, de todo tiempo.

 

Si fueras a conocerte totalmente, te sabrías Dios. Te conocerías como parte de todo lo que es. Dios existe en ti y se expresa a través tuyo porque tú eres una chispa del Ser. Eres un reflejo de todo lo que es.

 
 
Rhea Powers – Servidores de la Luz
 
 
 

 

Nos han mentido tanto que ahora puede que hasta sintamos repugnancia si alguien nos habla de Dios. 

Nos enseñaron que Dios es alguien fuera de nosotros ante quien hemos de doblegarnos, alguien a quien  hemos de adorar, como si estuviese necesitado de que pequeños seres lo alaben por alguna carencia que este ser tiene que cubrir.

 

Pero la idea es totalmente diferente, pues este Ser es una parte de nosotros mismos, alguien  que nos sostiene a todos y lo hace con Su Mente. No se trata en absoluto de alguien a quien honrar con rituales ni alguien a quien se ha de alabar, pues ello sería como alabarnos a nosotros mismos. 

 

Honrarle se logra sencillamente y la mejor manera de hacerlo consiste en respetar a los demás tanto como a uno mismo, ayudando a todo ser vivo como una parte de este Ser que lo es todo; vale mucho más una ayuda de un día a un semejante que mil días de oración, pues esta es la verdadera forma de honrarle: la ayuda a los otros seres de la Creación.

 

El Libertario 

 

 

A pesar de que no sepas que es lo que tienes que hacer en la vida, a eso que sí estás haciendo, ponle todo tu amor y dedicación como si fueses un verdadero servidor de la Luz y de la Paz de Dios.

 

Ya eres Dios, la energía celestial en acción.  Y allí, donde estés, deberás iluminar como si esa fuese la tan ansiada Misión, ya que en realidad, así es.

 

“Si no puedes hacer aquello que amas, Ama aquello que haces”

 

No olvides que todo es Dios. No olvides que cada cuerpo es un santuario del espíritu de Dios. No olvides que cada lugar en el que se desarrollan las diversas actividades, es un sagrado lugar del Creador. No olvides que cada persona con la que entablas relaciones es Uno contigo.

 

Todo es Dios.  Todo es energía que nace de la Fuente y está mágicamente entramada proyectando la gran ilusión de que todo está separado.

 

Se Uno con todo y así es como  tu vida cambiará. No juzgues nada  ni a nadie, ya que esto solo te dará como reflejo tu propio juicio.  Todo es perfecto en la Creación. Acepta a todo y a todos como lo que ves, sin rótulos ni etiquetas que solo conoce el ego.

 

Tu misión, como la tarea más sagrada que has venido a realizar es la de expresar el espíritu divino en la tercera dimensión, recordando quien eres y quien serás eternamente. El amor, la paz y el bienestar son las consecuencias de llevar adelante la tarea que se te ha encomendado, la de ser Uno con todas las fuerzas de la Creación. Has venido para reconocerte.  Has venido para comprender y poder regresar a la Fuente con toda la experiencia acumulada.

 

 

Descubriendo tu misión personal

 

 

 

Mi Dios es el dios sin nombre; asignarle un nombre es limitarle, pues ÉL tiene todos los nombres (el tuyo, el mío, etc.). ÉL es un ser completo y por ello no tiene necesidades; no necesita que alguien, sea grande o pequeño, le adule o le adore, pues todos somos como células de ÉL, partes de ÉL, por lo que no tiene sentido que unas de sus partes adoren a otras. Somos partes del Todo, partes manifestadas de Dios, EL SER, y cada parte completa a las demás.

 

Poco importa el que seas ateo; si respetas a la vida en cualquiera de sus manifestaciones, comenzando por la tuya, estarás sirviendo de la mejor forma al SER. También le sirves si no respetas a la vida o si siempre o casi siempre te sirves de los demás en vez de servirlos, pero en este caso estarás, tal vez sin saberlo, haciendo un favor a los demás y perjudicándote a ti mismo, pues cada vez que hieres a alguien o le maltratas, a ese alguien le das la oportunidad de crecer, perdonándote, no teniendo en cuenta tus desprecios, etc., pero te perjudicas a ti porque te atas a un mundo que posiblemente no te guste, ya que si hieres a alguien, a buen seguro, aún no comprendiste que lo que a otro hagas, ya sea para bien o para mal, a ti mismo te lo haces.

 

Llegar a este mundo significa entrar en un juego, a veces muy duro, pero un juego que merece la pena experimentar, y por ello nuestra alma  decidió participar en él; el salón de juegos tiene muchas salas diferentes en las que los juegos ni tan siquiera se parecen.

 

En nuestra sala de juego el acuerdo para poder jugar incluye el que olvidemos quienes somos para poder poco a poco ir recordando; el juego puede ser duro en muchas ocasiones, pero tiene de bueno el que es emocionante, tanto más cuanto más duro, y tan realista que la gran mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que tan  solo de un juego* se trata.

 

Para poder pasar a otra sala de juego hemos de convertirnos en jugadores más lúcidos, y estos son quienes respetan a los demás jugadores, pero el llevar mucho tiempo como jugador suele dar la maestría suficiente como para que se reúnan las condiciones de jugador lúcido, y si nos convertimos en jugadores aventajados nos daremos cuenta de que existe un pase para acceder sin gran demora a cualquiera de las salas de juego. Ese pase se denomina AMOR.

 

El Libertario

 

*para darnos cuenta de que lo que vivimos es un gran juego, hemos de ir a estados alterados de conciencia o hacer regresiones y pedir que seamos conscientes de lo que vivimos en esos otros mundos

 

 

 

QUIENES SOMOS

 

El planeta Tierra es el mayor laboratorio de experimentación de vida jamás imaginado.  Un lugar que alberga millones de especies, muchas de ellas aún desconocidas hoy. No es posible observar tanta maravilla sin preguntarse cuál es el propósito de semejante diversidad. Pero lo cierto, es que, aunque la humanidad parezca destinada a la autodestrucción, existe en su evolución un misterioso propósito. Un orden que está más allá de la comprensión lógica y hasta científica, si se quiere. 

 

El Ser Humano ha sido creado por seres cuya inteligencia no podríamos llegar a entender con nuestra limitada capacidad. Son Constructores de Universos, seres muy concretos con cualidades de diseñadores. Ellos actúan con nosotros como lo haría un científico cuando estudia con una lupa una hormiga y su hábitat. 

 

La Tierra tiene una historia de evolución, que no está en los libros (de historia claro), ni se conoce a través de la antropología, ni de Darwin, mucho menos.  

 

Hay mucho más de lo que imaginamos. 

 

Es por eso que el cielo se vuelve fascinante y misterioso, en donde cada estrella es una incubadora de proyectos cósmicos que siembra vida en diferentes planetas. Y mirar el cielo nos recuerda que venimos de otros sistemas. 

 

Es un momento especial, el momento del Gran Cambio, que nos invita a reconocer nuestro potencial interior. El amor, a veces no manifestado pero que yace latente en el corazón de cada ser humano, nos hace únicos en el Universo. Pertenecemos a una familia estelar con un alma que navega por los Universos y que hizo una escala corta en la Tierra. Somos seres con un alto contenido emocional, que difiere de otros hermanos cósmicos que se ven fríos casi metálicos. Esa característica nos hace “especiales” dentro de la vastedad de la Creación. 

 

Tenemos todo lo que se necesita para ser verdaderos Co-Creadores: un ADN rico y flexible, patrones mentales creativos, sentimientos intensos y vitales. Elementos que no abundan en el cosmos combinados de esa manera, siendo que muchas civilizaciones E.T. son inteligentes pero emocionalmente pobres. 

 

Nuestra misión: sanarnos, liberarnos y volar hacia otros espacios. 

 

¿Cómo llevar adelante nuestra Misión como seres integrantes de la Familia de Luz? 

 

En principio, cuestionando los sistemas y estructuras que rigen la vida del planeta, ya que sólo responden al miedo, la violencia y a la escasez.  

 

Ampliando la visión más allá de lo cotidiano, enfrentando aquello que nos desagrada con aceptación y bendiciones.  Fluyendo en una energía nueva que nos enseña a vibrar con los ciclos naturales, aprendiendo el misterio de la incertidumbre. 

 

Nuestra misión como Familia de Luz, es expandir la vibración del amor integrando todos los aspectos del ser, especialmente aquellos que son de baja vibración.

 
 
Descubriendo tu misión personal  -   Eugenio Prestisimone 
 
 
 
 
 

A medida en que más y más Luz cubre la superficie de la Tierra, se encontrarán expandiendo dramáticamente, y en sintonía conciente con la Madre Tierra a medida en que ella también expande su conciencia para cubrir a todas las cosas vivas que residen sobre y dentro de su cuerpo de Luz. Si, ella es toda Luz, como ustedes son toda Luz, como toda la vida es Luz en variados estados de evolución. Esta es la evolución espiritual que está causando confusión y caos en el plano Terrestre, ya que aquellas entidades que no están preparadas para evolucionar resisten las energías que se están derramando. Cuando se resiste a la Luz, entonces en su lugar existe dolor y confusión en los corazones.

 

Entonces, abran sus corazones al derramamiento de Luz que les está siendo dada en esta Dispensación Divina para traer a toda la vida dramáticamente a los “estándares celestiales” de Luz y Amor.

 

Solo sentimos Amor por nuestros hermanos y hermanas en la superficie.

Entendemos su sacrificio y la resistencia que se necesita para existir en las condiciones de la superficie.

 

Pero no siempre será así. Ustedes y toda la vida están en el proceso de un cambio dramático, ya que toda la vida está cambiando su frecuencia a la Luz —la Luz pura, blanca, y dorada desde el Corazón Interior de Dios. Esta es la Luz de la que ya están hechos, aunque la mayoría de ustedes lo ha olvidado.

 

Sus muchas cientos de miles de vidas están uniéndose, y ustedes están recordando. De esto se trata el “despertar”. Se trata de recordar quienes son y de dónde vinieron y por qué están aquí. Vinieron desde las dimensiones superiores con una visión y un sueño, y es ese sueño que están tratando de recordar —el SUEÑO DE LA VIDA —el SUEÑO DE LA ETERNIDAD —que se les está escapando. Para recordar, sólo enfóquense en ustedes mismos y véanse envueltos en la luz blanca, dorada de perfección y belleza, y sepan que estos son ustedes. Sepan que son hermosos más allá de las palabras, y perfectos más allá de lo que se ve. Luego traigan esta belleza y perfección a sus vistas, y véanse parados jóvenes y altos, serenos y magníficos. Porque este es el cuadro de quienes ustedes de veras son en toda su majestad de Luz. En Telos, vemos su Luz. Vemos nuestra propia Luz, y jamás perdemos de vista nuestra Inmortalidad. Nuestra vista interna es la llave que abre las puertas de la Inmortalidad donde moramos eternamente. El abrir esta puerta de visión permitirá que caminen hacia el mundo de la Inmortalidad, y moren allí eternamente con nosotros como los hermanos y hermanas que somos.

 
 
Palabras de Adama
 
 
Telos - Dianne Robbins
 
 
 
 
 

Lo que os separa es haber olvidado vuestro origen divino, inmortal y eterno como partes de Dios que en esencia sois. Os sentís desvinculados del orden cósmico cuando os cerráis al gran desafío que supone descubrir y desarrollar el poder creativo que Dios os ha dado para proyectaros en las esferas de luz de perfección eterna. Sois pasajeros de la eternidad experimentando las limitaciones del tiempo, el espacio y la causación en el mundo de la dualidad que velan vuestra luz interior. Haciendo uso del libre albedrío habéis provocado todos estos estadios de experimentación evolutiva que, como revulsivos, os están dirigiendo hacia la cúspide de la Gran Verdad Universal:

 

El Todo pluralizado y expandido en infinidad de formas de acción, pensamiento y emoción que nutren las esencias de luz de amor infinito y divino.

 

Sois hijos de la Luz Inmortal que, como maestros y portadores de la Esencia Divina, os sacrificasteis para que el juego de la evolución pudiera cumplir con el sublime propósito de redención y manifestación del dios inmortal que todos lleváis dentro. No es que seáis Dios, sino una manifestación de su esencia inmortal, divina y eterna recreándose en su exhalación de eternidad incesante y creativa.

 

Muchos tenéis un concepto bastante pésimo de vosotros mismos y vuestra autoestima está muy infravalorada, porque así creéis que vuestros semejantes y el Creador serán más benévolos con vosotros. Pero la humildad y la mansedumbre no tienen nada que ver con el espíritu victimista y pesimista que portáis en vuestras células. Tenéis que aprender a valorar las cosas desde su justa perspectiva. Sois Maestros de Luz. La decadencia espiritual de un individuo se produce cuando se aleja y no acepta su superioridad sobre la materia. Los seres de los planos divinos han estado siempre muy presentes en vuestras vidas y en periodos donde el oscurantismo, la negación y aislamiento de la Esencia Divina han sido más acentuados. La influencia de la densidad material en los planos de relatividad y dualidad es tan grande que os habéis convencido de vuestra incapacidad para dominar los impulsos primarios y negativos del ego humano o irracional. Habéis perdido el control de vuestro destino, capacidad de superación y transformación, y os habéis debilitado aceptando sin remisión vuestra incapacidad de afrontar y recuperar vuestra Esencia Divina.

 

Todos tenéis unas responsabilidades y cometidos que cumplir, y si conseguís aunar vuestros esfuerzos, junto con nuestra guía e inspiración espiritual, lograréis estableceros en las nuevas bases de acción, interacción y comunicación cósmicas. Nosotros, como partes importantes del juego, os estamos mostrando los caminos que podéis elegir para que individual y conjuntamente os alineéis y reagrupéis conforme a los patrones vibratorios y energéticos que la Tierra incorporará.

 

Con la nueva reestructuración vibratoria, todos aquellos elementos que han provocado disensión, odio y violencia, entre los seres humanos se irán evaporando para dar paso al desarrollo solidario entre los seres humanos. Las fronteras que os han separado y han sido causas de explotación, marginación y violencia irracional darán paso al sentimiento de la reconciliación, pacificación, cooperación y comunicación fraternal, generosa e incondicional entre los seres humanos del planeta Tierra. Pero si una minoría responde al llamamiento y comprende cuál es el objetivo que se persigue, será la gran fuerza motriz del cambio en la sociedad humana.

 

Orion, Una Guía para el Despertar de la humanidad – Ramathis Mam