La entrega de tu poder

 
 

El poder está en ti. ¿Por qué lo entregas? Cada vez que escuchas a alguien sin enjuiciar lo que dice entregas tu poder.

 
Si ese alguien representa a una institución que con el paso de los siglos adquirió poder y grandes riquezas puedes estar seguro de que lo que se te transmite va dirigido a quitarte el poder y a someterte.

Haz crecer en ti el deseo de adquirir conocimiento verdadero. Todo aquello que te llene de datos no sirve para tu crecimiento, sino para distraer tu atención. La historia que puedas encontrar escrita sólo es un entretenimiento y sirve para llevarte por el camino equivocado, pues la escribieron los vencedores y estos casi siempre estuvieron movidos por algún líder al servicio de la Oscuridad. Has de buscar la ciencia verdadera, la que no está dirigida a acrecentar las riquezas de unos pocos, sino a hacer desaparecer la esclavitud que suponen las muchas horas de trabajo, a veces muy mal remuneradas, en la época de las máquinas.


No te entregues a grupos, pues sin darte cuenta el inconsciente colectivo del grupo te arrastrará y te hará su rehén.


Cultívate en muchos campos y sé independiente, pero lo que hagas, lo que pienses y las enseñanzas que des por válidas, que vayan encaminadas al bien de todos los seres de la Tierra, no solo de ti, del grupo con el que te sientes afín o de tu nación, pues estarías gestando males para el futuro.

Sólo el conocimiento verdadero puede elevarte sobre la negatividad y el mejor conocimiento es el de la espiritualidad.
 

Sólo el conocimiento te hará libre

 
 
El Libertario
 
 
 
 
 

La Iglesia cristiana, unida al Imperio Romano, comenzó a tiranizar vuestras mentes al fragmentar las verdades espirituales y, aquellos que ostentaban el poder, comenzaron a cambiar la historia reescribiendo los libros. Se cambiaron los nombres de los Dioses atribuyendo a sus actividades desprovistas de beneficios elementos satánicos, de miedo y de maldad. Esta nueva forma de pensamiento, supuestamente basada en el amor, en realidad era una energía diseñada para controlaros y, una vez más, vosotros entregasteis vuestra capacidad de pensar a las nuevas autoridades. De este modo el miedo venció al amor. Esto os ha pasado a cada uno de vosotros, una y otra vez. “Olvidáis Amar”.

 

El manejo de las mentes se volvió abusivo para poder gobernar las almas, los espíritus y las energías de la gente y entonces ocurrió el cambio: se dejó de pensar de forma global –con todo el cerebro- se dejó de valorar el intelecto de la misma manera que la intuición y el pensamiento se volvió puramente intelectual. A lo largo de los últimos dos mil años habéis entregado lenta pero seguramente vuestro poder, primero al permitir a otros que os digan lo que debéis pensar, y segundo al aceptar el dictado de que vuestra conexión con el espíritu sólo podía ser mantenido a través de organizaciones, es decir, intermediarios. Las ideas religiosas se convirtieron en compromisos con el conocimiento espiritual y los gobiernos se apoderaron de ellas. Los paganos nativos, guardianes de las estaciones y ciclos, guardianes de todo el conocimiento de la Diosa –la energía femenina- fueron apartados poco a poco.

 
Las Pleyadianas Familia de Luz
 
 
 
 
Aquellos que piden compasión a otro nunca la tendrán. Nadie más que el yo posee el poder para perdonar al yo. Vosotros sois los únicos que os podéis ofender a vosotros mismos, los que ciertamente os juzgáis a vosotros mismos y los únicos que podéis mostrar compasión y piedad por vosotros mismos.


Dentro de ti yace el poder para crear universos; el poder para hacer realidad cualquier sueño que desees, pues la totalidad se creó con base en los sueños. Y dentro de ti también, bendita entidad, yace la facultad de entregar tu poder por medio de rituales, dogmas que te convencen de que eres desdichado y de que tu vida no está totalmente en tus manos.


Deja de practicar ritos, deja de seguir dogmas, deja de rutinas.


Confía en el dios interior para que te guíe, te hable, te recuerde y te enseñe. Cada vez que te riges por algo que te han dado como un modo de vida o una verdad, estás colocando tu poder y tu vida en manos de otro; estás colocando tu confianza en la creencia de otro, no en la de tu yo, que es el aceptador de las leyes, o sea el máximo dador de ellas. Al hacer eso, le otorgas credibilidad al pensamiento de que tu dios, tu guía, no están siempre dentro de ti.


Ramtha
 
 
 
 

EL CREDO DE BUDA
- No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos.
- No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo crean.
- No creáis en nada porque así lo hayan creído los sabios de otras épocas.
- No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os lo inspira.
- No creáis en lo que dicen las sagradas escrituras, sólo porque ellas lo digan.
- No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano.
- Creed únicamente en lo que vosotros mismos hayáis experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia*.

BUDA

*aquello que mantengas como verdadero tras pasarlo por el filtro de tu alma

 

 

 

Cuando comenzó, hace dos mil años, la actual manipulación de las mentes, existió, a la vez, una gran oportunidad para el amor. Siempre ha existido una lucha de frecuencias invisibles por la influencia de cómo se llevaban a cabo y se transmitían los experimentos de la raza humana ya que hay entidades que viven de las frecuencias que vosotros producís. A lo mejor os preguntáis: “¿qué clase de frecuenciasCada cosa que hagáis en cada momento de vuestra vida produce una frecuencia. Reflexionad sobre ello y luego sentidlo. ¿Por qué? Porque sois seres biológicos diseñados para ser un generador de frecuencias y vuestras emociones son la clave para la `puesta a punto´. Tenéis sentimiento con respecto a todo, tanto si lo admitís como si no. Aunque muchos de vosotros no expresáis jamás vuestros sentimientos, ellos, los sentimientos, se acumulan creando ciertos patrones almacenándose en las células de vuestro ser y en vuestra sangre. Ya lo hicieron durante las vidas de todos vuestros antepasados. Estos modelos se irradian en forma de ondas electromagnéticas y crean determinadas señales que atraen aquello que vosotros emanáis.

 

Las Pleyadianas Familia de Luz

 

 

 

Siempre que un grupo se adhiere a una creencia a ciegas, es decir, sin cuestionarla en todos sus aspectos ni en las consecuencias a largo plazo, una parte de la sociedad ha sucumbido. No importa si esta creencia forma una religión, un grupo político o una filosofía. Esta tendencia a dejarnos llevar sin cuestionar es la que siempre utilizaron nuestros señores del subsuelo (seres reptilianos principalmente) para utilizarnos en su provecho. Cuando el grupo manipulado mediante esta creencia sea suficientemente amplio y suficientemente anulado se le engañará de nuevo a fin de que cargue contra otros grupos a los que se anuló con otras creencias de carácter diferente u opuesto.

Mientras seamos tan ingenuos estaremos en sus manos.

Hemos de crecer en lo espiritual y en el conocimiento como para que no se nos pueda manipular.

 

El Libertario

 

 

 

Siempre estamos quitándonos el PODER

Lo hacemos cada vez que creemos en el mal como algo al margen de nosotros; lo hacemos cada vez que nos apartamos de la LUZ, pues así quedamos atrapados en los mundos de las tinieblas; lo hacemos cada vez que escuchamos a los cuentacuentos, ya sean políticos o representantes de una religión. 

Nosotros somos una parte del SER y tenemos Su mismo PODER, tanto para hacer el bien como para hacer el mal; somos pequeños hologramas de ÉL y el poder de nuestro inconsciente colectivo es infinito, tanto para crear el bien como para crear el mal. Basta ya de crear seres de mal que a su vez crean mundos de mal para disculparnos a nosotros mismos de nuestra falta de preparación. En nosotros está el PODER y si queremos elevarnos sobre la Oscuridad que entre todos creamos hemos de hacer elecciones totalmente diferentes, elecciones no basadas en el miedo, sino basadas en el AMOR. 

Así en poco tiempo no necesitaríamos a ningún Demiurgo ni al diablo para explicar nuestros males, pues estos se acabarían.

 
 
El Libertario
 
 
 
 
 

El poder que gobierna la Tierra, descendientes híbridos de cruces seleccionados de los annunaki y los atlantes, quieren negaros todo el acceso a la historia de vuestros verdaderos orígenes, pues saben que esa toma de conciencia que os devuelve vuestro propio poder, os sacudiría de sus garras. Quieren evitar la aceleración de vuestra transmutación en cuerpos de luz, por los que recuperáis vuestra ‘conexión’ genética original, pues son plenamente conscientes de que pronto vais a liberaros de las limitaciones y elevaros más allá de vuestro confinamiento.

 

Lo saben… y sin embargo han decidido que, incrementando la presión de sus mecanismos de control, serán capaces de mantener sometida a la raza humana, de modo que puedan continuar (durante el tiempo que les quede) usándoos como sus sirvientes y sus esclavos, sus recursos más valiosos.

 

¡Por qué? La respuesta debería de ser obvia. Porque producís una inmensa riqueza para ellos; servís como una fuerza bruta; destruís, matáis y morís por ellos; alimentáis sus centros egoicos; les dais un gran poder sobre vosotros, estimulando sus instintos asesinos. Además les ofrecéis posibilidades para su supervivencia que, sin vosotros nunca existirían.

 
 
¡Basta de Secretos! ¡Basta de Mentiras! – Patricia Cori
 
 
 
 
 

Estáis programados por otros seres humanos (no por mi) para ‘obedecer’. Y en los planes de esos hombres e ideales de poder, no está contemplada la idea de crear vuestra vida como queráis, ni incluye verdaderamente el principio de emplear cada uno su libre albedrío. Todo lo que habéis hecho hasta ahora os ha alejado mucho de la ley de elección libre, y eso es lo único que debéis recuperar para ascender y crear un nuevo mundo sano. Antes, las religiones y los gobiernos imponían reglas éticas que ahora ya no os sirven. Precisamente en este momento evolutivo de la humanidad se está dando la mayor ocasión de ser librepensadores; ya existe un grandísimo número de almas trabajando de algún modo en ese cambio de visión, enfocándose más nítidamente hacia la  fuerza constructiva del amor.

 
 
Cocreación, ese dios en minúscula - Marta Povo
 
 
 
 
 
 

¿No os dais cuenta?

De lo que se trata es de situar el Poder fuera de nosotros, pues nosotros, como colectivo, somos los Creadores tanto de nuestros Cielos como de nuestros Infiernos.

Hace muchos años nos introdujeron los monoteísmos y nos embarcaron en guerras contra los politeísmos y los paganismos. Con el monoteísmo se reconocía un solo Dios, aunque veladamente se reconocía a un opositor a ese Dios para poder amedrentarnos; por supuesto, ese Dios era un pobre ser que hizo a otros pobres seres para que le adorasen; es decir, ese Dios tenía carencias, luego no era Dios, sino dios, con minúscula, un ser que se hizo pasar por grande para obtener algo de nosotros.

En teoría al pasar del politeísmo al monoteísmo se pasaba a adorar a un solo dios.

Pero, con el transcurrir del tiempo nos entregaron a los Santos, seres a los cuales acudir para que nos favorezcan cuando las cosas vienen mal dadas o cuando sufrimos alguna enfermedad; esto realmente es volver al politeísmo de una forma encubierta.

Para los jefes de las religiones, lo importante siempre es situar el Poder fuera de nosotros y empequeñecernos, pero esos jefes dependen siempre de la élite oculta con sus múltiples engaños.

Si lográramos recuperar el Poder tras darnos cuenta de Quienes Somos, toda farsa dejaría de tener sentido; no habría más engaño y la Tierra pasaría a ser un nuevo Jardín del  Edén. Así la Tierra se estabilizaría y dejaría de hacer espasmos, muchas veces catastróficos.

 

 

El Libertario

 

 
 
 

 

 

DESCONFÍA DEL PREDICADOR*



Predicar es defender o extender una doctrina o unas ideas, haciéndolas públicas o patentes. Es pronunciar un discurso o un sermón de supuesto contenido moral. También tiene una acepción en la que dice aconsejar o reprender a una persona, amonestándole o haciendo observaciones para persuadirle de algo.
Todo esto y más es lo que hace el predicador, una figura muy extendida en estos tiempos (probablemente a estas alturas ya todos tengamos a varios en mente) Habitualmente, un predicador necesita de un púlpito para hacerse oír y, de eso, hoy en día vamos muy sobrados. En la época de la interconexión, de la información (o desinformación según se mire) cualquiera es susceptible de convertirse en predicador. Desde el Gobierno, la Iglesia, la Patronal, los medios de comunicación, la cúpula del partido, el comité de empresa… pero también en la asamblea de tu colectivo, en tu grupo de amigos, en cualquier página de Internet… Muchos son los que sienten la necesidad de predicar la verdad, su verdad.
 

- Desconfía del predicador que se atribuye una superioridad moral y/o intelectual para explicarte cómo funciona el mundo y en qué nos hemos estado equivocando, que asegura ser el portador de todas las respuestas y conoce todos los hechos habidos y por haber.

- Desconfía del predicador que sabe en cada momento qué es lo que debes hacer, cómo debes pensar y cómo tienes que sentirte al respecto.

- Desconfía del predicador que se sitúa a sí mismo como ejemplo a seguir, como faro intelectual o espiritual en un mundo de penumbras peligrosas.

- Desconfía del predicador que afirma conocer la solución a tus problemas pero jamás se detiene a preguntar por ellos puesto que sus razonamientos son infalibles y carece de sentido el tener que apoyarlos en nada que no sean sus propias teorías.

- Desconfía del predicador que se erige como el guardián de una teoría, la única, capaz de hacer realidad la salvación de la humanidad; que se atribuye la potestad de señalar a los que cumplen los preceptos de forma ortodoxa y a los que no son más que falsarios vendedores de humo cuyo único propósito en la vida parece ser reventar el inevitable triunfo de la verdadera teoría.

- Desconfía del predicador que utiliza todos los medios a su alcance para bombardear intelectualmente, desconfía de mí. Lo que escribo es fruto de mis reflexiones y mis vivencias y, probablemente, sólo me sirva a mí en el mejor de los casos. Desconfía y que esa desconfianza te lleve a la duda y a la necesidad de reflexionar y experimentar, en definitiva a vivir. No rechaces sin más al predicador porque eso te lleva a convertirte en uno más que se dedica a replicar y repetir consignas y opiniones que carecen de sentido si no van acompañadas de la práctica en la vida cotidiana. Predicar es fácil, cualquiera puede hacerlo (yo mismo sin ir más lejos) y en una época en que el espectáculo es lo que prima la figura del predicador gana adeptos a cada segundo convirtiéndonos en meros hinchas fanáticos de uno u otro. Lo complicado es acompañar con hechos a las palabras. La coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos es la única manera de transitar por esta vida con un mínimo de certidumbre acerca de nuestro camino. Cuando esto sucede, sobran los predicadores. Hechos y palabras son necesarios pero siempre que caminen a la par.

 

Quebrantando el silencio.blogspot.com

*todo lo ha de someter uno al criterio de lo más hondo de uno a través de la meditación;  no hemos de dar nada por sentado
 
 
 

Solo es verdadero aquello que a la larga contribuya al bien común consiguiendo que todos nosotros crezcamos en  lo espiritual

 
 
...................................................................................................................................................................................................................................................
 
 
 

Recuerden que son ustedes los responsables de sus pensamientos, de sus emociones, de sus palabras y de sus actos. No aleguen ignorancia, no se escondan en disfraces absurdos que  no conducen a ningún lugar. Salgan de su escondite ahora, pues tienen todo el poder, toda la fuerza y toda la ayuda. Experimenten con todo su poder interior, con su capacidad ilimitada de crear, y proyecten esa capacidad para mostrar hasta donde pueden llegar y lo que pueden llegar a ser. Esa es la gran verdad que estaban  esperando, esta es la buena nueva que todos nuestros ancestros, antepasados y familia de luz de este lado del velo quieren mostrarles. Este poder, esta sabiduría y esta grandiosidad del ser que son, las ponemos ahora todos nosotros humildemente a vuestros pies.

 

No se dan cuenta de que todo es más sencillo, no se dan cuenta de lo que está ocurriendo a su alrededor. Tomen su poder, no permitan que los desconecten y los aíslen de su Madre Tierra. La Madre Tierra está llamando, ella les está mostrando todo su amor, poder y fidelidad. Levántense y pónganse en marcha, pero no con palabras, ellas ya no bastan, ayudan y mucho, pero en este nuevo salto ya no bastan; se necesita acompañar todo ese movimiento, toda esta actitud, mental, emocional y verbal, con la contundencia de la acción, con la expresión contundente de la acción aquí y ahora, porque es aquí y ahora, cuando hay que mostrar.

 

Recuerden que el movimiento se demuestra andando, así que anden, anden ahora, no paren de andar, ¿Es que no se dan cuenta de que los están aislando para que no puedan revelarse?

 

 
Los Arcturianos a través de Xavier Pedro