Dios, o la Vida

 

Allá donde existan las condiciones adecuadas en cualquier Universo habrá vida, pues Dios y la Vida son lo mismo*.

 

El Libertario

*Su Mente es Su Esencia y lo Manifestado es Su Cuerpo

 

El polvo del cosmos está compuesto principalmente de residuos de bacterias.

 
Las bacterias existen en la superficie de la Tierra por miles de millones casi en todas partes;  tan solo en un centímetro cúbico de tierra de su superficie existen miles de millones. Existe gran cantidad de estas también a profundidades de kilómetros y existen en medios altamente ácidos e incluso en zonas de gran calor debido a volcanes.

 

Los astrónomos británicos Sir Fred Hoyle y el doctor Nalin Chandra, que exploraron en la década de los 60 (1960) la composición del polvo galáctico, realizaron  un descubrimiento asombroso. Los indicios apuntaban cada vez más a que la gran mayoría del polvo de la Galaxia, del orden del 99.9 por 10 elevado a 13, son en realidad bacterias congeladas.

 

Este descubrimiento tuvo su origen cuando Hoyle y Wickramasinghe estudiaron la luz infrarroja del polvo de nuestra galaxia comparándola con la de las bacterias terrestres congeladas.

 

Creía Hoyle que en el futuro las nuevas generaciones de científicos tendrían claro el origen cósmico de la microbiología, pero a día de hoy la mayoría de los científicos que se molestan en escribir acerca de las bacterias interestelares intentan adherirse a la idea de que estas evolucionaron por mutación darwiniana, se congelaron en el espacio, y después cayeron a la Tierra, donde fueron simiente de toda vida.

 

Hay que dar un paso mucho mayor para darse cuenta de que las bacterias están en todas partes porque el universo lo que hace es crear vida.

 
 
 
Es decir, ¡A vivir que son dos días!, pero sin buscar explicaciones a nada, y, si te vienen mal dadas, pues te aguantas, pero no busques explicaciones
 

Yo diría que 'la vida la estás creando en este momento', pues aquello de 'te está sucediendo' denota que uno no tiene el control, pero cada uno de nosotros somos una partícula del Todo, del auténtico Dios en pleno acto de Creación; lo ideal sería que nuestra creación fuera lo más consciente posible y que no luchásemos contra corriente, sino que fueramos todos en la misma dirección, pues lo que crea la realidad que encontramos y la materia en la escena procede del inconsciente colectivo de todos nosotros, de forma que encontraremos un mundo tan duro y oscuro como el conjunto de nosotros lo permita debido que las elecciones de la mayoría no están basadas en el amor incondicional. Uno ha de buscar en su interior y vigilar sus pensamientos de forma que cambiemos el mundo a base de cambiarnos a nosotros mismos para ser servidores de la luz la gran mayoría de nosotros. Pero también uno ha de interaccionar con lo que le rodea, pues a través de esa interacción podemos mostrar y demostrar lo que somos, comparar y llevar la luz a los demás, ya que nuestras vibraciones se contagian a los demás; alguien sintonizaría con nuestras vibraciones positivas. Vivir el momento, sí, pero no vivir sin más; eso es lo que están haciendo muchas tribus en África sin apenas contacto con el exterior, tal como lo he conocido en mis viajes a Burkina Faso, pero eso no allana el vivir, no hace las cosas fáciles. Uno ha de llevar un bagaje de conocimiento en la mente, no el conocimiento judeo-cristiano que se nos dio, pero sí un conocimiento lo más amplio posible en temas de espiritualidad.

 
Esto corresponde a un comentario que hice a una publicación de Osho
 
La verdad es que se me atragantaron los Rolls royce* de Osho y su gran riqueza, para venir todo ello de un luchador espiritual que imparte conocimiento.... Pero resulta que un guerrero de la luz nunca acumularía riquezas; nunca se aprovecharía de nadie. ¿Qué habría en realidad bajo lo que este hombre aparenta mostrar?
 
 
No me vale el que "se los regalaban" ¿no veía este hombre seres necesitados a su alrededor?; muchos de quienes eligieron nacer en unas condiciones difíciles y de unos padres pobres lo hicieron para darle a otras personas la posibilidad de mostrar su compasión y su capacidad de amar. ¿Por qué retener riquezas, muchas más de las que uno necesita? Algo muy importante fallaba
 
*uno diferente para cada día del año
 

 

 

 

Aparición espontánea de la vida en entornos sin vida

 

 

En su libro Sparks of Life (Chispas de vida) el profesor James Strick de la universidad de Harward nos reveló que en el siglo XIX existió una amplia conspiración dirigida a reprimir todo descubrimiento científico de microorganismos que aparecieran espontáneamente, a partir de materia no viva, en vez de por una supuesta “mutación aleatoria darwiniana”.

 

Louis Pasteur fue el ganador de un premio con dinero en metálico que la Academia de Ciencias de Francia ofrecía al científico que fuera capaz de determinar de manera concluyente si la vida era espontánea o aleatoria. Mediante la pasteurización él parecía demostrar que la vida no era posible en un entorno con este tipo de tratamiento.

 

Pero los competidores de Pasteur sí consiguieron que aparecieran formas de vida  a partir de entornos sin ella, por ejemplo a base de preparados de heno que se habían esterilizado por completo en agua. Pasteur se negó a repetir aquellos experimentos. Resulta  todavía más decepcionante el hecho de que el propio Pasteur encontró aparición espontánea de vida en un pequeño porcentaje de sus propios experimentos, pero nunca llegó siquiera a mencionarlos en sus propios escritos (no trabajaba solo), porque le parecía que debían de ser errores y que no valía la pena citarlos.

 

Los partidarios de la biogénesis contaban a favor de sus conclusiones con pruebas que se remontaban a los trabajos, poco conocidos, de Andrew Crosse, en 1837. Por entonces la electricidad era un fenómeno novedoso y que despertaba mucho interés. Crosse quería intentar reproducir artificialmente cristales haciendo pasar una corriente eléctrica débil a través de sustancias químicas. Más concretamente, disolvió silicato potásico en ácido clorhídrico y echo después en la mezcla un bloque de óxido de hierro del tamaño de un puño. Aplicó después al baño ácido una corriente eléctrica de una batería, con la esperanza de ver que se formaban en la piedra cristales artificiales de óxido de silicio. Pero lo que obtuvo fue algo mucho más extraño. Al cabo de 14 días empezaron a formarse en el centro del bloque de mineral electrificado unas motas blanquecinas. Cuatro días más tarde, cada mota era el doble de grande, y le brotaron seis u ocho filamentos minúsculos. Cada filamento era más largo que la mota en sí. 

 

Cross relató así lo que sucedió a continuación en un trabajo que envió a la Sociedad Eléctrica de Londres en 1837:

  -El día vigésimo sexto del experimento, los objetos adquirieron forma perfecta de insectos, que se alzaban sobre las cerdas que crecían. Aunque a mí me pareció fuera de lo común, no le atribuí ningún significado especial hasta dos días más tarde, el día vigésimo octavo del experimento, en el que vi con la lupa que aquellas cosas movían las patas. Debo decir que me quedé atónito. Al cabo de unos días más, se desprendieron de la piedra y empezaron a moverse por la solución caústica de ácido. Al cabo de algunas semanas habían aparecido más de un centenar sobre el óxido de hierro-.

Las criaturas parecían ser semejantes al género Acari, es decir, los arácnidos llamados ácaros. Los examiné al microscopio y hallé que los más pequeños tenían seis patas y los mayores tenían ocho. Otros que los han examinado han dictaminado que pertenecen al género Acari, pero algunos dicen que son una especie completamente nueva. Crosse era consciente de que recibiría los ataques de sus colegas, de modo que repitió cuidadosamente el experimento esterilizando todos sus elementos al calor en un recipiente cerrado antes de empezar; pero las criaturas aparecieron del mismo modo.

 

Otros científicos repitieron el experimento de Crosse y obtuvieron los mismos resultados; pero, según el artículo de Frank Edwards de 1959, no se atrevieron a hablar de ello. Esto cambió por fin cuando el legendario Michael Faraday comunicó a la Royal Institution que él también había conseguido hacer crecer aquellas pequeñas criaturas en las mismas condiciones. No estaba seguro de si se creaban espontáneamente en las soluciones estériles o si la electricidad volvía a traerlas a la vida; pero cualquiera de estos dos resultados representa un desafío absoluto a la ciencia oficial y a la biología tal como las conocemos en nuestro tiempo.

 

Otro pionero fue Wilhelm Reich. Reich, experimentando con su energía orgónica, encontró pruebas de la generación espontánea en entornos estériles. Vio al microscopio lo que parecían ser unos puntos de luz azulados que aparecían antes de que se crearan las formas vivientes y llamó a esto impulsos de luz “biones”. Fue objeto de burlas por parte de quienes no son dados a la investigación honrada, sin trucos, y revestidos de dogma. 

 

El profesor Ignacio Pacheco consiguió reproducir los resultados de  Reich en el año 2000, y las fotografías de lo que se desarrolló en su tubo de ensayo resultan asombrosas. Pacheco tomó arena común de una playa no contaminada y la calentó a 1400ºC. Este calor destruye todas las formas de vida biológica conocidas, a excepción de las bacterias extremófilas que se encuentran en los volcanes y en los reactores nucleares. Después se dejaba enfriar la arena en un entorno estéril, se vertía en un tubo de ensayo estéril con agua destilada y se tapaba. Cada tubo de ensayo se esterilizaba a continuación al autoclave, dos veces seguidas, dejando transcurrir 24 horas entre cada esterilización. Este proceso se emplea para destruir todas las esporas y células vegetativas conocidas. Después de la esterilización, Pacheco observaba al microscopio cada 24 horas las partículas que flotaban en la superficie del agua… y era entonces cuando se producía la magia.

 

Sorprendentemente, aparecían en el agua diversas estructuras que parecían organismos vivos complejos, capaces de crecer y de dividirse.

Se movían activamente en la solución, y Pacheco grabó los resultados en vídeo. Aunque Pacheco no ha identificado aún si esas estructuras tienen ADN, considera que “estos biones se pueden considerar estructuras vivas en casi todos los sentidos”. Algunos parecían microorganismos sencillos, pero otros eran mucho más complejos.

Entre ellos había vegetales marinos microscópicos similares a las gorgonias. Algunas de las fotos más apasionantes de Pacheco son de hojas sueltas que se rompieron y se separaron de estas plantas al ponerlas en el portaobjetos del microscopio. Descubrió también unos goterones de aspecto blando que empezaron a formar después a su alrededor una concha espiral blanca y brillante, de calcio, manifestando a nivel minúsculo algo muy parecido a la formación de los moluscos con concha marinos corrientes. Se aprecia claramente el comienzo de la espiral de la concha exterior, que concuerda perfectamente con lo que esperaríamos ver, a pesar de que el cuerpo blando interior sigue descubierto en parte.

 

El profesor Louis Boneure, director de investigaciones del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, dice: 

“El evolucionismo es un cuento de hadas para personas mayores. Esta teoría no ha contribuido en nada al progreso* de la ciencia. Es inútil”

 
 
Basado principalmente en el libro El Campo Fuente, de David Wilcock
 
*ha contribuido, sí, pero a que vivamos esclavos y siempre peleando tras enseñarnos que este es un mundo duro en el que gana siempre el más fuerte por ley natural, incitándonos así a la lucha continua; esto es perfecto para la élite oculta, traído por un masón que sabía perfectamente que lo que publicó era falso, pues algunos de sus descubrimientos desmentían sus teorías, pero, como en tantas ocasiones la “ciencia” sirve a la oscuridad y busca que permanezcamos esclavos; lo que este hombre escribió era lo que de antemano había marcado la élite oculta, sus jefes en la sombra

 

 

 

Creacionismo, generación espontánea y Evolucionismo

 

Todos ellos tienen su parte de verdad, pero ninguno de ellos es la verdad absoluta.

Primero alguien nos limitó y después alguien veló por nuestra separación e incluso por nuestro enfrentamiento en base a ideologías limitantes impuestas.

 

-Lo que es falso es creer que solo existió la Creación y nada más

-Es falso creer que existió la generación espontánea y no existió nada más, dejando que el tiempo obrara.

- Es falsa la idea darwiniana del Evolucionismo y él mismo lo sabía.

 

Todo ser es parte del SER y es mantenido en la mente de los Logos en los que se dividió el SER sin dejar de ser uno, manteniendo este a su vez en Su Mente a las creaciones de todos los Logos o partes principales de ÉL.

 

Así facilitaremos el admitir que todo fue creado, pero tampoco tiene sentido creer que cada parte de la Creación se estabiliza y no avanza por sí misma. La materia es pensamiento, y antes de la materia hubo mente, pues en otro caso la materia no hubiera existido. Antes de haber materia hubo seres de luz y después de que estos crearon la materia estos experimentaron con sus creaciones. 

 

No tiene sentido creer que los seres más evolucionados no intervienen o no siembran en los billones de mundos existentes para, con su trabajo, acelerar la evolución de ciertos seres y el crecimiento hacia formas de vida superiores, las autoconscientes.

 

Todo es vida en los universos y existen universos paralelos junto a cualquier otro universo, se solapan unos universos con otros, y todos ellos tienen vida.

 

La evolución desde un ser sencillo de los que da la impresión de que aparecen espontáneamente* en un mundo denso como  el nuestro comprendería un periodo de tiempo amplísimo hasta llegar a convertirse en un ser superior autoconsciente y con un cerebro parecido al nuestro; ello supondría, tal vez, miles de millones de años. Por eso alguien ayuda a acelerar la evolución sembrando vida de mayor nivel.

 

Esos seres que aparecen espontáneamente serán los más adecuados para afrontar la vida en las condiciones de los medios en los que aparecen. Si se tratara de magma volcánico, aparecerían las bacterias extremófilas; si se tratara de medios muy ácidos, aparecerían seres acostumbrados a esos medios según modelo existente en alguna parte de nuestro universo. 

 

Pero nunca aparecerán por generación espontánea seres muy evolucionados y con gran capacidad craneal, sino que la vida comenzará desde el principio.

 

Son seres de los que ya adquirieron nivel los que sembrarán vida evolucionada, llevando el entendimiento a multitud de planetas de forma que los seres sembrados continúen con su evolución hacia estadios más elevados del ser para así llegar a comprender tras muchas vivencias y muchos sentimientos, ya que estos, los sentimientos, son los que encauzan a las almas en la dirección adecuada, la de la realización y conjunción con el SER del que forman parte.

 

Existen los patrones en nuestro universo, y puede que sean comunes a otros universos, como para que aparezca la Vida de manera espontánea en cualquier medio en el que esa vida sea apta para poder darse; no hemos de olvidar que todo es pensamiento con la sana intención de expresarse.

 

Hemos de estar atentos para que no se nos enfrente en base a ideas limitadas, pues para nuestra suerte o nuestra desgracia alguien trata de que estemos siempre enfrentados, pero guardándose siempre el conocimiento más amplio, el que despejaría nuestras incógnitas y nos llevaría a ver nuestros enfrentamientos como un sinsentido propio de seres poco evolucionados.

 

El tomar partido  es haberse encasillado y haber perdido. Hemos de formarnos unas ideas, sí, pero hemos de estar siempre dispuestos a revisarlas e incluso a cambiarlas si nos damos cuenta de que estas eran limitadas.

 
 
El Libertario
 
*seres simples y otros no tan simples, pues aparecen con cuerpo y patas y con capacidad de verse a simple vista y a partir de ahí continúan su evolución; pero estos seres son un reflejo de otros seres que existen en otras partes de nuestro universo
 
 

 

Tu Tierra es un Ser dentro de una comunidad de otros Seres también llamados planetas. Está vinculada con el consciente y el inconsciente colectivos que comparten todos los cuerpos celestiales. Está vinculada con todos los otros planetas. Lo que le ocurre a ella influye sobre el colectivo del que forma parte. Esto es igual al impacto que puedes ejercer tú, como individuo, sobre el colectivo que comparte toda la humanidad.

 

Por lo tanto, los Seres de otros planetas que han desarrollado su capacidad de sintonizarse y comunicarse con su planeta tienen idea de las dificultades por las que atraviesa la Tierra, en este momento de su desarrollo. Este período de transición en la Tierra se agrava por la destrucción de recursos en la que actualmente está involucrado el hombre. Por lo tanto, estos Seres de otros planetas se preocupan también por el efecto que la Tierra pueda ejercer sobre los Seres que están en su Planeta. Estar conectado con el colectivo significa que cuanto ocurra en la Tierra puede afectar el colectivo al que pertenecen todos los planetas. Por lo tanto, para ellos es importante que la Tierra prosiga su desarrollo con toda la facilidad posible. Por eso han pasado a participar en la transición de conciencia que se está produciendo en tu planeta. Lo que ocurra en la Tierra les interesa en muchos planos. Uno de estos planos es el bienestar de su propio planeta.

 

Entre los humanos se ha especulado mucho sobre la existencia en otros planetas de formas de vida inteligente. Es cierto que los humanos no son los únicos ni los más evolucionados entre las formas de vida inteligente de vuestro sistema solar o de vuestra galaxia. Muchos de vosotros habéis visto u oído mencionar diversos vehículos provenientes de otros planetas y otras frecuencias dimensionales. Esto es una demostración para vosotros, los que desempeñáis un papel en la transformación de la conciencia en la Tierra. Esta demostración es para haceros ver un cuadro más amplio de lo que está ocurriendo en la Tierra.

 

Vuestro trabajo en la Tierra no se desarrolla en soledad.

 

Tenéis muchísimos socios, en múltiples dimensiones, que también trabajan con el Ser que llamáis Tierra en esta etapa de su desarrollo. No estáis solos. No todos vuestros socios tienen forma física. Muchos de los que trabajan con vosotros para un sereno despertar de la conciencia en la Tierra no tienen forma física.

 

Representamos aspectos del consciente colectivo que no se manifiestan en forma física en ninguna dimensión. Muchos Seres existen en una forma física mucho menos densa que la forma que habitáis en la actualidad durante vuestro viaje en la Tierra. Muchos de vosotros habéis existido también en estas dimensiones menos densas que, no obstante, tienen carácter físico. Por eso puede resultaros difícil encontraros encerrados en una forma tan densa como el cuerpo humano. Debéis recordar que habéis elegido participar en la transición de conciencia que ahora se produce en la Tierra. Decidisteis encarnar en un cuerpo humano durante este período de la evolución del Ser llamado Tierra.

 

Muchos de vosotros sois como miembros de una sociedad clandestina y secreta. Estáis trabajando por el despertar de la conciencia en vuestros dormidos hermanos de la Tierra.

 

Con frecuencia reconoces a otros miembros del equipo al encontrarte con ellos. Eso es lo que te lleva de una a otra experiencia de crecimiento. Muchos miembros de este equipo no tienen aún conciencia del papel que están desempeñando o van a desempeñar, según la Tierra continúe evolucionando. A veces puede resultarte frustrante no recibir el correspondiente reconocimiento de alguien a quien identificas como compañero de equipo. No permitas que esto empañe tu entusiasmo por la tarea que has escogido. Tus compañeros de equipo acabarán por recordar por qué están en la Tierra en este momento. Se los va guiando hacia el recordar. Quizá tu tarea consiste en recordar a otros su papel como trabajadores de la Luz.

 

Este es el nombre que damos a esos Seres que forman el equipo encargado de despertar la conciencia de otros a la verdad de quienes son. Esa puede ser tu tarea. A su debido tiempo o, todos los Seres deberán despertar, para que la Tierra pase a la nueva etapa de su propia evolución.

 

No estás solo en tu preocupación por tu planeta. Muchísimos otros están también preocupados. Todos formáis un vasto equipo de apoyo para el Ser que es vuestro planeta.

 

En vuestro planeta hay algunos, en forma física, que no tienen noción del peligro que representan los problemas ambientales para la vida y el desarrollo humanos. No todas estas personas son egoístas.

 

Muchas son sólo ignorantes. Puedes hacer muchas cosas para ayudar a poner a otros sobre aviso en cuanto a la muy real amenaza que sufren la vida humana y el desarrollo de la sociedad y la cultura del hombre por los peligros que se acumulan en el equilibrio ecológico de vuestro planeta. Estos peligros no pueden ser ignorados. Si no se los vigila, muy pronto superarán la capacidad humana de revertir la destrucción causada en el equilibrio de toda la vida terrestre.

 

Sin embargo hay algunos que, aun conociendo los peligros que una mala planificación y una codicia egoísta han creado en la ecología de vuestro planeta, siguen interesados sólo en sus propios deseos y en su propio poderío. Estos individuos están dispuestos a sacrificar las formas de vida no humanas en beneficio de su comunidad particular, aunque ese beneficio sea sólo financiero. En esas personas se ha afincado el mal. Te recordamos que evil ("mal", en inglés) es live ("vivir"), leído hacia atrás. Es lo contrario de la vida. Cuando los humanos están dispuestos a sacrificar especies enteras de vida no humana por el beneficio material de los humanos, se produce una inversión de la naturaleza. Proteger a la prole o a un individuo del peligro que representa un reptil ponzoñoso o un tigre hambriento, por ejemplo, está dentro de la maquinaria de supervivencia de todas las especies. En cambio, destruir a especies enteras de plantas o animales para obtener una ventaja monetaria es maligno. Estas personas deben ser detenidas mediante la legislación y la aplicación de las reglas ambientales existentes.

 

En la Tierra esta obra debe ser ejecutada por los humanos. Todos vuestros aliados de las dimensiones no físicas y los que están en otros planetas no pueden causar en vuestra sociedad el impacto que causaríais vosotros, los humanos. Por lo tanto, te convocamos a trabajar por la eliminación de las amenazas contra el equilibrio ecológico de vuestro planeta. Es imperativo que los cambios sean efectuados ahora.

 
 
Rhea Powers - Cambios en la Tierra

 

 

 

Me encuentro con demasiada frecuencia gente que dice que no cree en Dios, pero se queja de la Creación, de lo que encuentra en su mundo, sin darse cuenta de que ellos mismos son los Creadores.

 

Me pregunto si esta gente que dice no creer en Dios cree que ellos mismos existen. ¿Cómo puede alguien creer que existe como ser y a la vez creer que no existe una Causa Primera*,  la Causa que lo sostiene a todo?

 

La verdad es que todo esto se debe a la gran desinformación que nos trajeron mediante las religiones, pues estas realmente no explican nada, dándonos solamente insensateces como para mantenernos rehenes de las creencias que nos imponen; actualmente tiene tanta culpa como las religiones antiguas y modernas esa especie de nueva religión a la que llamamos “ciencia” la cual nos limita a conciencia y en conciencia según la necesidad y criterio de los nuevos sacerdotes, esas gentes que llamamos “científicos” manejados por la élite oculta que a su vez maneja la Tierra; esta especie de sacerdotes que se auto-denominan “científicos” son quienes hacen la vida imposible a los verdaderos científicos y a los inventores.

 

Todo lo que se nos da, incluido lo que nos da la “ciencia”, son ideas para limitarnos de forma que no podamos sospechar nunca que poseemos grandes poderes creadores a través de nuestro inconsciente colectivo, pues seríamos para nuestros esclavizadores demasiado poderosos si despertásemos.

 

¿Cómo no va a existir una Primera Causa si en verdad estamos convencidos de que existimos y de que el universo existe?

 

Algo muy diferente es todo lo que se nos ha contado.

 

Se nos ha mostrado a un Dios antropomorfo, cuando este ser, el SER, está adoptando cada una de las formas existentes en todos los universos, las formas que cada una de sus partes, sus seres, son capaces de percibir.

 

Nos han hablado de un Big Bang, un cúmulo de energía como venido de la nada o que estaba ahí desde no se sabe cuándo, otro gran  sinsentido, que estalló o comenzó a expandirse; pero la realidad es que existieron múltiples Big Bang y en momentos diferentes; los científicos que estudian el firmamento han visto ya que no existe una sola respiración de Brahma (expansión que será seguida después de una contracción; material expandiéndose desde un solo punto del espacio), sino muchas; existen muchos Big Bang como centros de expansión de nuestro universo, tal como nos han dado a conocer seres de elevado nivel espiritual. La ciencia para el pueblo está tan solo empezando a comprender y esta comprensión está empezando a abarcar la idea de que todo el universo es mental a través de los investigadores punteros de la física cuántica.

 

Nos hicieron creer que existe un Dios antropomorfo el cual tenía una pareja divina femenina y que a través de la unión de ambos nacía todo. Las religiones machistas eliminaron el lado femenino de Dios**, pero nos muestran un Hijo, ¡un hijo!, como si de un animal se tratase.

 

Nos enseñaron que el SER, la Causa Primera, nos creó para que le adorásemos. ¿Cómo se puede concebir al más grande de los seres tan enano, tan poca cosa, como para hacerse de una descendencia, creación suya, para que le alabe o para que le adule y le adore?

 

¿No veis que esto  implica una carencia de ese ser que necesita ser llenada? No se puede imaginar un disparate mayor que el de un gran ser que produce a miles de millones de seres pequeñitos para que le adoren.

 

Todo lo que nos han enseñado ha servido a unos seres para mantenernos en el error y limitados.

 

No hay nada de lo que salvarnos, a excepción de nuestra ignorancia, y una de las grandes ignorancias consiste en mantenernos sin la menor idea del concepto de Dios, la mente que nos sostiene a todos como un gran pensamiento, a la vez que sostiene las creaciones de cada una de sus partes en miles de millones de planetas y mundos de otras dimensiones.

 

Nosotros, como pensamientos del SER, somos quienes creamos nuestro mundo y todo aquello con lo que interaccionamos, que vemos y palpamos  aquí y ahora; y ¿cómo lo creamos?, pues con nuestra mente***. Por eso es tan importante estar preparados en cuanto a conocimiento, pues es muy grande la diferencia entre ser seres creadores conscientes o inconscientes, ya que ahí radica la diferencia entre experimentar mundos suaves en los que vivir  o en mundos duros, siempre de acuerdo con lo que entre todos creamos.

 

La verdad es que poco importa si se cree en Dios o no, pues si uno cree en la Vida y la respeta por encima de todo, será un ser de gran ayuda para la Causa que todo lo sostiene; si uno busca el bien de todos, sin hacer excepciones, será una bendición para la Creación, sin importar si cree en Dios o no. Lo importante es expresar y expandir el amor, sin quedarse nunca parado, sin dejar de crear.

 

Pero creo que es de una gran ingenuidad manifestar que Dios no existe, creyendo sin embargo que lo que uno toca existe o que lo que uno ve existe, pues todo tiene una causa; no tiene sentido pensar que algo comenzó a existir salido de la nada y menos un planeta, estrella o galaxia, siendo que cada uno de estos cuerpos espaciales son tan solo pensamientos, ondas, vibrando a su vez en miríadas de diferentes frecuencias e interaccionando hasta conformar eso que llamamos materia, pero que tan solo es una ilusión para nuestros sentidos, ya que lo que en nuestra dimensión es sólido, en otra no lo es y cada partícula consiste solamente en la probabilidad de hallar unas ondas que son dependientes de la mente de quien las observa quien a su vez es dependiente de la mente de colectivos de seres de mayor nivel de conciencia que nos mantienen como sus creaciones, sus pensamientos, quienes a su vez son sostenidos por la mente de otro ser de más elevado nivel de conciencia, como pensamientos, y todo ello con el fin de lograr la experiencia a través de la manifestación.

 

Como partes del SER, hemos de tener conocimiento de que todo está inter-relacionado, por lo que si por nuestra ignorancia creamos mundos muy duros, mundos en los que exista gran dolor, seremos como una parte enferma del SER, una parte a la que tratarán de sanar otras partes del SER de mayor nivel de conciencia que nosotros, y si no entramos en razón convirtiéndonos en seres más conscientes nos habremos ganado nuestra destrucción, pues seremos como un cáncer en nuestro universo y a los cánceres conviene extirparlos en caso de que se resistan a su curación por métodos suaves.

 

Siempre quedará en el tintero la respuesta a la pregunta: ¿Y quien creó a Dios? Habremos de esperar a fundirnos con Dios, la Fuente, para hallar respuestas cada vez más amplias, las últimas respuestas, y mientras habremos de conformarnos con saber que todo lo que existe en todos los universos es este momento como un gran  pensamiento de un gran colectivo y que accederemos a la comprensión de la verdad más amplia a través de expresar siempre amor incondicional.

 

La elección de la desunión y el desamor simplemente nos mantendrá por más tiempo separados de la Causa Primera, sufriendo las consecuencias de la separación y carentes del conocimiento más amplio de todo este universo y de lo que en él experimentamos. Pero mientras habremos cosechado emociones, las cuales se habrán enviado en forma de ondas al Infinito procedentes tanto de nuestros amores como de nuestros desamores, y de todas ellas alguien se habrá aprovechado; ese es el  secreto de nuestro existir, pero quienes se aprovechen serán unas partes de nosotros mismos que aún no estamos preparados para percibir.

 

 

*Dios es la Causa Primera y quien mantiene a todo lo manifestado con su mente, tal como hayan decidido crear cada uno de los seres que lo componen
**el SER, como Causa Primera y origen de todo, comprende tanto al principio masculino como al femenino
***como parte de la mente del SER, del Todo 
 
 
 
 
 
 
 
 

A ti que crees que Dios no existe, te digo que no tiene la menor importancia el que creas que Dios no existe o que sí lo creas, pues en realidad la Causa Primera no requiere de la gratificación de nadie* y le sirves a esta causa simplemente siendo compasivo con la Creación y respetándola.

 

Pero en caso de que no seas respetuoso con la Creación, seas creyente y practicante de una religión o no, y no respetes a todo lo creado, entonces te digo**:

 

Habrás de seguir sufriendo, tragando sables, siendo conquistado una y otra vez, conquistando y quitando la vida tanto de hombres como de nuestros hermanos de viaje, los animales, volviendo a este duro mundo una y otra vez sin comprender los porqués, hasta que en ti vaya prendiendo algo que te haga sentir que el mayor regalo que se te ha podido hacer es darte la vida, hasta que ames la vida por encima de todo, pues esto es lo que principalmente hará que te des cuenta de que todo está unido en el universo, que todo está conectado y animado por eso que llamamos vida; entonces habrás comenzado a comprender que existe un principio en el Universo que une a todo al que se le llamó Dios, o Vida. Tu vagar por los mundos de gran dureza estará entonces próximo a darse por concluido, pues solo  se superarán las lecciones de este mundo cuando comiences a respetar a todos los demás seres como una extensión de ti mismo. Es entonces cuando, sin saberlo, te habrás acercado al SER que todo lo une, la Causa Primera y pasarás a experimentar planos de existencia diferentes a este, en los que tu conciencia esté permanentemente más expandida.

 

El Libertario

 

*en todo caso pudiéramos decir que para conocerse experimentalmente la Causa Primera requiere de nuestra existencia, sin mirar si lo que elegimos está enfocado al bien o al mal, pues esto es algo que habremos de dominar nosotros como lo que nos conviene elegir o no, ya que con el tiempo, vida tras vida, aprenderemos que si lo que deseamos es manifestarnos en mundos pacíficos e idílicos nos conviene elegir siempre el bien
**esto sirve tanto para quienes creen que Dios no existe como para quienes sí creen que existe pero se dejaron atrapar por una secta o una religión que lejos de hacerles comprender, les anula por hacerles culpables con múltiples excusas rigiendo sus vidas y haciendo dura la existencia