El porqué del mal

 
Los seres que se hallan en mundos densos, como el nuestro, si sólo conociesen la positividad, el bien, tendrían difícil su superación tanto a nivel material como espiritual, pues no buscarían perfeccionarse debido a hallarse en un medio muy benigno; no se esforzarían por volver al PADRE, al gozo absoluto y eterno.
 
Se introdujo el mal, la negatividad, como una herramienta a través de la cual poder superarnos y esto se hizo de acuerdo con el Ser Supremo.
 

Unos seres de alto nivel espiritual aceptaron ayudarnos; estos seres actuarían ofreciéndonos el mal como posibilidad de elección.

Ellos actúan principalmente en el plano astral, a través de nuestro cuerpo astral; también actúan a través de gente física que está bajo su mando en grandes organizaciones.

Así pues, en este nuestro mundo de libre albedrío, se nos dan siempre dos posibilidades de elección: el bien y el mal.

 
El bien consiste en la elección de aquello que es positivo para todo el mundo, no solo para uno o para su grupo afín.
 
El mal consiste en la elección egoísta; es decir, aquella en la que no se tienen en cuenta los intereses de todo el mundo y que solamente favorece a uno mismo, a sus seres más próximos o a su grupo.
 
Es cada persona la que elige el bien o el mal en cada situación
 
 Si uno elige el bien, esta elección resonará en todas las dimensiones y en puntos alejados de nuestro universo y será enviado de vuelta a nosotros más bien (LEY DE ATRACCIÓN UNIVERSAL). La frecuente elección del bien por parte de un ser crea unas vibraciones de positividad que afectan al entorno de este ser de manera que otras personas captarán estas vibraciones y unas personas con otras crearán un entorno general positivo que traerá a la realización aún mayor nivel de positividad.
 
Si una persona elige el mal esta elección resonará también en todas las dimensiones y en todos los confines del universo y esa persona recibirá más mal por parte del universo; las vibraciones de negatividad creadas influirán en los seres del entorno que sintonicen con ese tipo de vibraciones y a su vez recibirán las vibraciones negativas de vuelta del universo creándose un entorno de negatividad, un ente poderoso con la forma de pensamiento del grupo afín. Los seres muy contaminados por este tipo de energía son quienes llevan a cabo los actos físicos de negatividad, quienes materializan las maldades que conocemos. Las maldades en lo físico o a nivel mental no son traídas a nuestra realidad directamente por los seres que nos ayudan ofreciéndonos la negatividad como elección posible, sino por seres que se dejaron contaminar, seres que eligieron la negatividad como su forma de expresión. Los grandes seres que nos ofrecen la posibilidad de elección negativa sólo nos sirven de catalizador. El nivel de evolución espiritual de cada ser es el que facilita la elección del bien o el mal.
 
La via positiva es la que conduce de vuelta a Casa, pero en nuestra dimensión el mal es una herramienta importante para que aprendamos "lo que no es"; con ella aprenderemos que la negatividad no se combate con más negatividad, lo mismo que el fuego no se combate con más fuego.
 

Para facilitar el tipo de elección positivo hemos de tener muy presente que sólo existe uno de nosotros y que la separación es una ilusión que se introdujo para poder experimentarnos como un ente individual; antes de ser conscientes en este mundo denso y tomar un cuerpo en él acordamos olvidar todo lo que sabemos, pero este olvido solo afecta a nuestros cuerpos más densos; si recordamos nuestra unicidad, actuaremos sin egoísmo, no dando pie a la elección del mal. Así nuestro entorno cambiaría de manera radical materializándose todo aquello que sirva para fines positivos a toda la sociedad.

 
En estas condiciones dejaríamos de experimentar pronto este tipo de mundo tan denso y con tantas dificultades; ya en los mundos de menor densidad, necesidades como las de alimentación y de cobijo que experimentamos no existirían de forma tan dura.
 

 Nuestro problema es que son demasiados los hombres que sintonizaron con el mal y que en muchas ocasiones lo llevaron a extremos muy duros. Es nuestro inconsciente colectivo el que modela la materia y crea la escena para las próximas posibilidades de eleccíón. Tanto más duro será nuestro entorno y tanto más duras las circunstancias para la Madre Tierra y todos sus habitantes cuanto más elijamos lo basado en el egoismo, en el mal.

 
Actualmente los poderosos de las religiones son seres que sintonizaron con el mal casi sin excepción. La mayoría de los políticos son gentes que también sintonizaron con lo negativo y no dejan hueco en los puestos del partido para los honestos.
 
Todo lo que intente separarnos procede del mal, al igual que la pereza o la inacción proceden de este, del mal,  y llevan al enfrentamiento al exigir los perezosos bienes sin haber contribuido a su existencia.
 
Contra la elección del mal tenemos el conocimiento útil y el conocimiento más útil es el de la espiritualidad; uno ha de cultivarse pero a la vez uno ha de actuar en sí mismo, en los demás y en el entorno demostrando que ha adquirido nivel y esto implica mostrar bondad y bien en cada uno de sus actos.

 

 

El Libertario

 

 

El alma sólo puede elegir la positividad en un mundo donde la negatividad también exista. Si no fuera protagonista en este mundo*, no habría oportunidad para el alma humana de elegir "bueno" o "malo" y así demostrar un nivel espiritual que merece un destino más que otro. Si sólo hubiera positividad para elegir, nadie aprendería nada y nuestras almas se las arreglarían para no probar nada.

 

Nuestro trabajo consiste en proporcionar el Catalizador**. El vuestro es usarlo. ¿Puedes mirar más allá de lo que tus ojos te están mostrando, para encontrar y expresar el Amor y la Felicidad en un mundo de Miedo y Angustia? Si puedes, serás como un Faro de Luz en la Oscuridad. ¿Vas a sucumbir a la Oscuridad, o te vas a levantar para hacer brillar tu Luz Interior Divina? Sólo tú puedes tomar esa decisión por ti mismo.

 

Piensa en esto: Si el Creador Infinito, es Infinito, y ha creado todo lo que Es (que es, y lo ha sido), a continuación, ¿no crees que el Creador Infinito reside dentro de todas las cosas?

 

Cuando puedes ver la chispa Divina del Creador Infinito, incluso dentro de los que te desean el mal, el fuerte agarre de la ilusión comenzará a perder su poder sobre ti.

 

"Ama a tus 'enemigos', y ora por aquellos que te persiguen."

 
 
Hidden Hand – Diálogo con un autoproclamado Illuminati
 
*se refiere a los seres del complejo de almas Lucifer que nos sirven la polaridad (los auténticos jefes de quienes llamamos Illuminati)
**la negatividad como una posibilidad de elección nuestra
 

 

 

Nunca pararán de amasar fortunas aquellos que necesitarían toda una vida para hacer recuento de sus posesiones, pues ellos están en la misión de traernos la oscuridad, el mal, a fin de que nosotros pongamos los medios para combatir ese mal.
Nuestro error fue siempre el combatir el mal con las armas, con la fuerza, cuando se ha de combatir neutralizándolo, sembrando el bien allá por donde pasemos; una de nuestras mayores aportaciones pudiera consistir en enseñar que cada día se ha de trabajar por adquirir conocimiento verdadero, aquel que nos eleva, en lugar de conocimiento vacío, que es el que nos dan quienes nos quieren esclavos (literatura para nuestro entretenimiento, cine para nuestro entretenimiento, TV de muy mala calidad, prensa controlada)
Estate atento a aquello en lo que centras tu atención; desarrolla el gusto por el conocimiento verdadero, aquel que explique tu misión en este mundo, tu razón de existir. Intenta que esta existencia tuya no sea una más, sino la existencia que te eleve a mundos en los que el existir sea más mucho más suave, más llevadero.

 

El Libertario

 

El “Mal” no es lo que sois. Es parte del complejo de series de ilusiones que se utilizan en la tercera densidad, para mostrarte “lo que no eres”

 

Hidden Hand  - Conversaciones con un  autoproclamado Illuminati

 

Vuestra gran solución consiste en amaros a vosotros mismos e irradiar esta frecuencia a vuestro alrededor, pase lo que pase. Si hacéis esto, muchas puertas se abrirán y muchas posibilidades no deseadas simplemente pasarán de largo, como un pájaro alado.

Un cambio de Era siempre lleva implícito una gran oportunidad. ¿Qué haréis con ella? ¿Reclamaréis vuestro poder? ¿Reclamaréis lo que está en vuestros genes?

 

Los Pleyadianos a través de barbara Marciniak

 

 

Cuando los seres conscientes ya no respondáis y reaccionéis en el nivel animal de la supervivencia (en el cual la interacción de unos con otros es egoísta, basada en el miedo e inconmovible), los oscuros no tendrán forma de controlaros. Bajo la luz de vuestro Único Corazón, donde sois una comunidad (desinteresada y centrada en el corazón), nada puede estorbaros

 

Del Consejo Supremo de Sirio

 

El diablo es el miedo que guardáis en vuestro interior, el aspecto de Lucifer de vuestra existencia.

Vuestras cadenas, la oscuridad de la ignorancia, constituyen vuestra prisión.

 

Entender la muerte y el paso, el nacimiento y el renacimiento, inicia el proceso de la emancipación, de vuestro despertar

 

El Cosmos del Alma – Patricia Cori   

 

 

Allí donde las cúpulas de oro e incalculables riquezas cubren vuestros lugares de oración, es necesario que primero os tengan totalmente convencidos de que existe un conflicto entre el bien y el mal para contar con vuestras donaciones y pago de tributos. Os preguntamos esto: ¿estaríais igualmente dispuestos a caer de rodillas y obedecer a los sacerdotes y ministros si no hubiese un diablo en potencia del cual os tienen que salvar?

Imaginad por un momento lo que haría falta para cumplir con el papel de ser la oposición a la luz de la fuerza de Dios. ¿Qué clase de ser del espíritu estaría dispuesto a asumir una misión semejante?

Tened en cuenta que si creéis en el Todo-lo-que-es, entonces, por definición, tenéis que creer que Lucifer es parte de esa totalidad y sólo os falta deducir lo obvio: el maléfico Lucifer, el extremo oscuro de la Luz de Dios, es realmente un reflejo de esa luz. De modo que el diablo, un aspecto del Todo-lo-que-es, está a vuestro servicio, pues la misma naturaleza de este lado oscuro os ofrece, mujeres y hombres conscientes, la elección del libre albedrío. Esto es lo que os separa de los animales; esta es la razón fundamental de vuestra existencia.

La oscuridad, entonces, tiene que redefinirse, y vosotros podéis hacerlo, una vez que eliminéis el miedo a la muerte y al diablo.

 

El Cosmos del Alma – Patricia Cori

 

 

A nivel cósmico se recoge lo que se siembra.

Si se sembró el miedo y el mal un@ se encadenará a los mundos densos, de gran dureza.
Hemos de tener en cuenta que esto funciona también con lo que hagamos a nuestros compañeros de viaje, los animales; si les hacemos sufrir manteniéndolos encarcelados en jaulas por provecho nuestro, si los utilizamos para nuestra diversión con prácticas violentas*, etc., significará que nos queda mucho por aprender y estaremos haciendo méritos para que vivamos en algún mundo muy duro, muy duro.
Nos está permitido que nos ayudemos de ellos, incluso como alimento, pero no nos está permitido el que los maltratemos, y si los sacrificamos para sobrevivir, ha de buscarse el método menos doloroso para estos hermanos de menor nivel de conciencia (en la mayor parte de los casos) pero con gran capacidad de sentir y con unas cadenas de ADN muy parecidas a las nuestras en la Gran Biblioteca Cósmica que constituye la Tierra.

 

El Libertario                           

*nos encadenaremos tanto si somos nosotros los violentos como si contemplamos la violencia y pagamos por ver estas prácticas

 

 

El problema no está en el que se nos haya dado la posibilidad de elección entre el bien y el mal, es decir, la polaridad, sino en la cantidad de gente de entre nosotros que eligió  la polaridad negativa. Tras elegir esta polaridad, nuestra creación, la que sentimos y en la que somos conscientes, nos deparará condiciones adversas, cada vez más, hasta que nos demos cuenta de que algo no funciona, que ese no es el camino.

 

El Libertario

 

 

 

Queridos, no os dejéis atrapar por las trampas que a diario os tienden.

Siempre hubo una lucha entre la Luz y la Oscuridad, el bien y el mal, en los mundos duales, como el nuestro, pero esta lucha se da tanto en el nivel microcósmico de nuestro interior como en el macrocósmico del Universo.

La gran maravilla de la emoción positiva sólo podremos experimentarla tras haber experimentado la emoción negativa, pues en ello consiste el ciclo de la dualidad, el flujo y reflujo. No podremos describir el dulzor de la miel o el amargor de la hiel y las emociones relacionadas con ambas experiencias hasta no haberlas probado.

Penetrad en vuestro recinto sagrado, vuestro interior, buscando allí la verdad, pero nunca os retiréis en esta contemplación como para llenar vuestras vidas, pues solo el dar nos hará merecedores de recibir y desde el retiro poco podemos dar.

Llenad vuestras vidas con todo aquello dirigido al bien, pues este es el modo de luchar contra la Oscuridad y vencerla, no solo a nivel personal, sino a nivel de grupo, en vuestra comunidad.

 

Sólo el servicio en algo útil nos puede llenar con una gran sensación de felicidad; nunca el poseer mucho trajo esa sensación de bienestar, sino el dar y llevar el bien por donde quiera que vayamos y ésta es la auténtica forma de vencer al lado oscuro, de salir vencedores habiéndonos vencido a nosotros mismos.

 

El Libertario

 

 

Es muy importante conocer que todo el Universo en mental y cómo funciona la creación de la realidad que experimentamos, cómo hacerla más benigna entre todos y el papel de la Luz y la Oscuridad, el bien y el mal, en este mundo, pues en otro caso siempre andaremos dando tumbos queriendo solucionar vertiendo sangre*, cosa que si se hace sin haber cambiado nuestras mentes** se prolongará nuestra penuria por los siglos de los siglos sin llegar a comprender por qué se repiten las carnicerías aunque tengan lugar en distintos escenarios y por causas aparentemente muy diferentes.

Es muy importante conocer cómo se nos da a cada uno la posibilidad de elección entre el bien y el mal y las formas de demostrar que uno ha adquirido nivel, pues a fin de elevar nuestro nivel vinimos a un mundo denso, como este.

 

El Libertario

*esto no arregla las cosas, tan solo las apacigua por una temporada, hasta que quienes se aprovechan de nuestros miedos y de nuestra sangre nos empujen subrepticiamente hacia otro encuentro fratricida

**este cambio requiere el que nadie de entre nosotros se deje comprar por dinero y por poder y el darnos cuenta de que todo aquello que hagamos a los demás realmente nos lo hacemos a nosotros mismos; mientras no nos demos cuenta de esto la gran penuria en nuestro mundo no tendrá fin, aunque haya épocas más suaves

 

 

 

Los dos fenómenos que más nos pueden explicar las profundas causas del Mal en el mundo son las religiones y los ovnis. La relación de las religiones con los ovnis es mucho mayor de lo que creen los autodenominados “ufólogos”.

 

En realidad el fenómeno ovni, considerado en su totalidad, es la explicación que más nos acerca al verdadero origen de todas las religiones actuales. Y viceversa, las religiones, o más bien el fenómeno religioso considerado globalmente, son lo que mejor explica la presencia de estos misteriosos visitantes a los que inocentemente llamamos objetos volantes no identificados. Y entre los dos, podrán decirnos por qué hay tanto dolor y tanta injusticia en el mundo y por qué el ser humano tiene tanta inclinación a la maldad.


Los eclesiásticos y creyentes que dicen que la existencia de estos no interfiere nada con las creencias religiosas no tienen idea de todo lo que hay tras el mundo de los ovnis, pero lo triste es que, aterrorizados con las penas eternas con que su fe amenaza si son traidores a ella, tampoco tienen idea de lo que hay detrás de sus creencias religiosas. En realidad, la ovnilogía está en la raíz de todas la religiones y en el fondo de la mayor parte de la casuística anormal o paranormal con la que todavía están tan entretenidos tantos ovnílogos, psicólogos, psiquiatras y parapsicólogos.

 

La serpiente de Yahvé y el paraíso eran, con otro disfraz, los mismos seres de los que hoy nos habla la ovnilogía moderna y que son los verdaderos dueños de este mundo. En el paraíso, aunque enfrentados, estaban los dos en una tarea muy propia de ellos y que han seguido ejerciendo a lo largo de los siglos: engañar a los humanos haciéndonos creer que nosotros somos los dueños y señores de nuestro planeta, pero que tenemos que obedecer sus órdenes porque ellos son seres superiores o dioses que quieren ayudarnos. En la actualidad, y valiéndose de los medios masivos de comunicación, lo hacen de una manera global y mucho más sutil.

 

Teovnilogía - Salvador Freixedo

 

 

 

A ti que temes al mal.

Créeme: el mayor mal es “no saber”, pues en base a conocimiento útil crecerás, te defenderás y crearás un paraíso en tu  mundo, la Tierra.

Una vez crezcas en conocimiento, descubrirás que los demás son tú mismo ocupado en otras tareas.

 
El Libertario
 

 

 
 
Alguien me hizo esta objeción:
 

Hablas de malos y no de religión; contradiccion, el mal lo creo la religión

 

Mi respuesta:
 

Pues no; el mal no lo creó la religión. El mal, o la negatividad, es una herramienta que se nos da en los mundos duales como para superarnos y poco a poco poder volver a reconocernos como lo que somos: Dios. 

 

Nosotros elegimos siempre entre las dos posibilidades que tenemos: la elección del bien o la elección del mal (la elección altruista o la elección egoísta). La élite oculta es la que maneja a todas las sociedades secretas de la Tierra y ellos fueron quienes crearon las religiones y si alguna no la crearon directamente, se introdujeron al poco tiempo en ella hasta controlarla totalmente; son millones en la Tierra las gentes que dependen de la élite oculta y su red es inmensa impregnando los estamentos más importantes y, por supuesto, la banca. 

 

No existiría apenas el mal en la Tierra, tan solo algo como para que supiéramos de qué se trata, si de entre nosotros nadie nos hubiese traicionado, gentes de las nuestras que se venden por dinero y por poder. Las gentes de la élite oculta y sus múltiples sectas (masones, Caballeros de la Orden de Malta, jesuitas) controlan casi todo y nuestros movimientos; controlan la ciencia, habiendo pasado a ser esta una especie de nueva religión para mantener nuestra mente limitada (existe una ciencia mucho más avanzada que controla la élite oculta). Las religiones, todas ellas, cuentan en sus libros lo que la élite oculta eligió que contaran. 

 

La élite oculta nos engaña hasta limites insospechados y lo seguirá haciendo mientras no tomemos las riendas de nuestro crecimiento espiritual, es decir, mientras no hagamos que dentro de nosotros surjan grandes deseos de ampliar nuestro Conocimiento Verdadero, el cual nos hará comprender que somos nosotros los Creadores de todo nuestro entorno material como un escenario en el cual expresarnos, que hemos de ser Creadores conscientes en vez de inconscientes, que realmente creamos entre todos a través de nuestro inconsciente colectivo, que recogemos lo que sembramos (mucho más mal si sembramos el mal y mucho más bien si sembramos el bien), etc.