El significado del infierno

 
 

Tuve un descenso a lo que podríamos llamar al infierno, y fue muy sorprendente. No vi a Satanás o a demonios. Mi descenso al Infierno fue un descenso dentro de cada ser personalizado como la miseria, la ignorancia, y la oscuridad de no saber. Parecía una eternidad miserable. Pero cada una de los millones de almas a mi alrededor tenían siempre una pequeña estrella de luz siempre disponible. Pero nadie parecía prestarle atención. Estaban tan consumidos con su propio dolor, traumas y miserias. Pero, después de lo que pareció una eternidad, comencé a llamar a la Luz, como un niño llamando a sus padres por ayuda.

 

Entonces la Luz se abrió y formó un túnel que venía derecho hacia mí y me aisló de todo el miedo y el dolor, que es lo que realmente es el infierno. Así que lo que estamos haciendo es aprender a unir nuestras manos, para avanzar juntos. Las puertas del infierno están abiertas ahora. Vamos a enlazar, unir nuestras manos y salir juntos del infierno. La luz vino a mí y se convirtió en un gran Ángel dorado. Le dije: “¿Eres el ángel de la muerte?” se me expresó que era mi Sobre-Alma, mi matriz del “Yo” Superior, una super parte antigua de nosotros mismos. Luego fui llevado a la Luz.

 

Mellen Thomas Benedict – conocimiento adquirido durante su ECM (Experiencia de Casi Muerte)

 

 
 
 

  NO HEMOS DE RESIGNARNOS 

    

Siempre tratan de someternos bajo engaños para que carguemos con culpas o para que pensemos que este mundo es fruto del mal*, tal como propusieron erradamente los Gnósticos.
El engaño del Cristianismo fue el del pecado e hizo que naciéramos manchados con lo que llamaron “pecado original”, en otra manipulación de las gentes de la Oscuridad.
Actualmente tenemos a gentes proponiendo el tema de los “egrégores” de mal que crearon este mundo.

 

Nosotros procedemos de la Luz, así como toda la Creación, y a la Luz regresaremos.

 

Para poder experimentar millones de vivencias y las emociones relacionadas con ellas se crearon los mundos duales y con estos se creó la “carencia de Luz”, lo que llamamos Oscuridad, el mal.

Todo ocurre aquí y ahora, en este momento, tanto el pasado como el presente como el futuro y nuestro devenir está ligado a nuestras elecciones; las diferentes dimensiones de la existencia se entremezclan en este nuestro entorno. Es por ello que cada vez que elegimos la Oscuridad, la falta de Luz, influimos en nuestro entorno y en las otras dimensiones enviando unas ondas de baja frecuencia que se devuelven a nuestro entorno desde las otras dimensiones; si mucha gente sintoniza con esas ondas se crea una “Forma de Pensamiento” con mucho poder y puede llegar a dar la impresión de que este mundo procede de la Oscuridad o que está regido por ella.

 

Pero nacería también una potente “Forma de Pensamiento”, “egregor” o tulpa, tal como lo denominan los tibetanos, en caso de que mucha gente tratase de actuar siempre de acuerdo a la Luz, al bien, y mucha más gente sintonizase con esas ondas que se enviaron y que se nos devuelven desde las otras dimensiones.

 

Hemos de tratar siempre de que haya un equilibrio entre la Luz y la Oscuridad y no hemos de dejar que se nos rapte como raza de forma que nunca más sepamos salir de la Oscuridad o que se tienda a que ni siquiera podamos atisbar la existencia de la Luz. Para poder crecer en lo espiritual en el viaje por los mundos duales, la Oscuridad es necesaria, pues nuestro crecimiento depende de ella** ya que así podremos demostrar lo que somos con respecto a ella, si la elegimos o no con cada una de nuestras pruebas. Pero para poder volver a casa saliendo de la cárcel de los mundos duales necesitamos elegir la Luz. En nuestro entorno ha de existir la Oscuridad, pero de una forma equilibrada, sin que esta predomine sobre la Luz y el equilibrio lo hemos de conseguir nosotros como grupo. Individualmente hemos de elegir casi siempre la Luz para poder escapar de esta cárcel que vinimos voluntariamente a experimentar.

 

Es otra forma de engaño para resignarnos y facilitar nuestro sometimiento el inducirnos a pensar que lo relativo a este mundo procede de la Oscuridad. Estos engaños están siempre urdidos por las gentes de la Oscuridad, y gentes de entre nosotros los difunden sin sospechar del engaño, para llevarnos a su  total control tras habernos despojado de nuestra Luz, que es la base de nuestro Poder.

 

El Libertario

*si aceptamos esto, significará resignación frente al mal

**sin la Oscuridad nos estancaríamos, tal como en un “Paraíso Terrenal” y las vivencias que dan lugar a grandes emociones dejarían de existir

 

 
 
 

¿Cual es la realidad de ese lugar llamado infierno? El infierno es un nivel de conciencia que puede ser experimentado dentro o fuera del cuerpo. Se trata de un lugar solitario en el que a uno no se le permite comunicarse con nada, excepto con la propia realidad.

 

Las almas no entran en este nivel, a menos que necesiten experimentarlo para su propio crecimiento. Muchas personas que se suicidan tendrán que pasar por este infierno creado por ellas mismas para poder ser conscientes de que esto no es lo que desean. El alma debe aprender que no tiene derecho a quitarse la vida, que no puede matar, ni hacer daño a otras personas, ni juzgar a los demás, porque nosotros no tenemos conocimiento de lo que han venido a hacer y aprender.

 

Muchas personas en un momento u otro, han experimentado este plano. Los alcohólicos que experimentan el delirium tremens y la gente que se droga también pueden verlo. Es un plano de oscuridad total en el cual debemos enfrentarnos a los temores que hemos creado en nuestras mentes. Debes comprender que los miedos no son reales, a menos que nosotros queramos darles una realidad. En cuanto somos capaces de mirarlos directamente a la cara, desaparecen. 
 

Este nivel inferior no es para el propio castigo, sino para darnos la oportunidad de enfrentarnos a la negatividad creada por uno mismo, y superarla.

 
El infierno mencionado en muchas tradiciones es simbólico de la energía kundalini que mora dentro de los siete chakras o centros de energía que hay en el hombre. El fuego simboliza la limpieza y la purificación del alma.

 

La lucha entre el Yo superior y el Yo inferior, o lo que algunos llaman Dios y el Diablo, produce un crecimiento, hasta que finalmente la negatividad o los elementos destructivos son superados por completo*.

 

La Muerte no Existe – Betty Bethards

*el infierno judeo-cristiano, ese infierno de fuego, no  existe; de todos modos, una vez nos hayamos desprendido de nuestro cuerpo 3D podremos estar todo el tiempo que deseemos en el fuego sin sentirlo – es obvio- pues ya no dispondremos de los sentidos que nos hacían sentir el mundo denso que dejamos
 

 

 

 

 

El infierno es un estado de conciencia, igual que el Cielo… el cielo es un estado de Pureza, un estado de ternura. Y si se muere con esa condición o se transciende en esa condición, se encontrará con su Cielo porque se lo ha creado. Ha creído en la ternura, ha creído en la Paz y ha creído en el Amor, entonces irá al nivel que él  mismo construyo en vida.

Pero aquellos que viven un caos en la tierra no tendrán el Cielo, crearán un infierno y estarán en una confusión, pero es su propio infierno creado por ellos mismos. No existe un infierno como tal, son las mentes de los hombres las que crean los niveles de conciencia donde moran y donde viven.

No creen o no crean en infiernos en la tierra, para que no tengan infiernos cuando se vayan. El Maestro dijo: “Buscad el Reino de Dios” ¿Cuál es el Reino de Dios?  Todo lo que es positivo, el Amor, la ternura, la paciencia, la amistad; no el infierno que ustedes conocen. El infierno no existe y tampoco existe un señor con cachos, ni con rabo, ni nada. Todo eso es creencia de los hombres para hacerles someter a ustedes, la humanidad, un poder a través del miedo. Y el que va con miedo a Dios no es verdadero. A Dios se le va por Amor, a Dios se le llega por Amor, no por miedo. Al hombre se le llega por miedo.

 
Sananda

 

 

 

El trato que sufrimos por parte de los reptiles*, cuya ganado somos nosotros, es un fiel reflejo del trato que infligimos a los animales. Los reptiles son nuestro reflejo: odiarlos es odiarnos, y tenemos toda la razón del mundo. Cambiemos primero nuestro comportamiento con los animales que criamos torturándolos y masacramos indolentemente, y nuestro reflejo desaparecerá por sí mismo. Nos pagan con la misma moneda que nosotros.

Mientras no seamos conscientes y cambiemos de actitud, será bueno que nuestros torturadores secretos estén ahí para recordárnoslo

 

La conjura de los reptilianos – Frank Hatem

*los seres reptilianos

 

 

La economía mundial está tomada por los Jázaros, quienes sirven al Gobierno Secreto, y siguen con sus rituales secretos para obtener miedo y sangre que ofrecer a sus señores ocultos. Tienen una misión que cumplir para sus señores y estos requieren siempre de gentes que traicionen a su raza (la raza humana), pues estos señores no obran directamente, ellos solo ordenan, y pagan bien.
El punto de inflexión, aquel en el que las cosas comiencen a cambiar, se marcará cuando un grupo suficientemente grande de entre nosotros una su inconsciente colectivo para instaurar el Amor Incondicional en la Tierra. Pero ello supone dejar las miras egoístas, aquellas que solo velan por uno, la familia de uno, el grupo de uno, su nación, etc. Este punto de inflexión supone el haber crecido en lo espiritual (nunca en lo religioso) un número de gente grande, tan grande como para inclinar la balanza del lado de la Luz*.

 

El Libertario                                       

*solo entonces se acabarán la mayoría de las penurias en la Tierra

 

 

 

La solución a la intervención* no está en la tecnología, la política o la fuerza militar.

 

Está en la renovación del espíritu humano.

Está en que la gente se haga consciente de la Intervención y hable contra ella.

Está en acabar con el aislamiento y la amenaza de ridículo que retiene a las personas a la hora de expresar lo que ellas ven y saben.

Está en vencer el miedo, la evitación, la fantasía y el engaño.

Está en que la gente se haga fuerte, consciente y empoderada.

 

Es tiempo de comenzar.

 
Los Aliados de la Humanidad – Marshall Vian Summers
 
*la que vienen haciendo los Oscuros que moran en nuestro subsuelo