El mayor tesoro

 

El mayor tesoro consiste en saber en lo más profundo de tu corazón que tú y tu Creador Infinito sois Uno, que eres parte de la Única Entidad existente y que por ello nunca estarás sol@.

Sería además útil que comprendieras, herman@, que por esta misma razón está a tu alcance tanto lo finito como lo infinito, lo tangible como lo intangible, y que entre el aprehender lo uno y lo otro solo media tu grado de comprensión y realización.

 

El Libertario

 

 

Todo gran Maestro venido a nosotros trató de darnos unas ideas básicas para nuestra guía de forma que  nos pusiéramos de nuevo en el camino de regreso a la Luz; pero el sacerdocio oscuro siempre trató de engañarnos y de apartarnos del camino haciendo que no comprendiéramos ni lo más básico del porqué de este viaje en el que nos hallamos.

 

Una idea importante para poder comprender cómo funciona este mundo y lo que realmente somos es la de la Reencarnación, pero el sacerdocio oscuro se encargó de hacer que se eliminase este conocimiento en la gran mayoría de las culturas y en las religiones.

No obstante al sacerdocio oscuro le interesan las ideas enfrentadas y por eso ellos no borraron este conocimiento en todas las culturas, pero allá donde permitieron su existencia pasaron a tergiversarlo, a falsearlo, de forma que tampoco se ajustase a lo que realmente es.

 

Los primeros cristianos tenían recientes las enseñanzas del Maestro y por ello creían en la Reencarnación, tenían conocimiento de cómo funciona. Pero  los falsarios de Nicea, del sacerdocio oscuro la mayoría de ellos, eliminaron la idea de la Reencarnación y años más tarde cargaron contra los verdaderos cristianos que por entonces existían. Se dedicaron a perseguirles y a exterminarles con excusas diversas, pues en aquellos tiempos no era fácil que la gente sencilla se diera cuenta de lo que realmente movía al sacerdocio* y a su Iglesia.

 

El Libertario

*el cual funciona de manera totalmente vertical
 
 
 
 
 

 

DECÁLOGO  PARA EL SALTO A SUPRAHUMANO

 

1) - Sed conscientes de sentir, respetar y comprender que todas las formas de vida son parte del juego evolutivo y que están, paralelamente, proporcionando información y pautas para vuestra integración como seres cósmicos.

 

2) - Todo el universo existe, se expande y transforma en una unidad constante y vosotros sois partes de esa unidad. Por consiguiente, vuestra obligación es comprender que no estáis solos y que vuestras diferencias culturales, políticas y religiosas son conceptos obsoletos que causan disensión y beligerancia entre la raza humana del planeta Tierra. Sois seres del cosmos en estado de aprendizaje y estáis de paso por la escuela del planeta Tierra a la que tenéis que venerar y no ultrajar.

 

3) - Vuestra felicidad no depende de ningún mecanismo externo. Todo lo externo es una apoyatura artificial que la mente tridimensional y dual utiliza para despojaros de vuestro poder y felicidad. Sois esencias espirituales y vuestra felicidad está en la comprensión de que vuestro origen es divino e inmortal.

 

4) - Aprender que sólo existe el presente es la  gran clave de la felicidad, satisfacción y armonía interior. No derrochéis vuestras energías creando falsas ilusiones de futuro ni tampoco huyáis de vuestra realidad presente amparándoos en un pasado no existente. No perdáis la oportunidad de experimentar el ahora, que es la secuencia y pulsar rítmico en el que todo el universo vibra.

 

5) - Nadie puede ayudaros ni tampoco deciros lo que realmente necesitáis, si vosotros no sois conscientes de vosotros mismos y de cuáles son vuestras necesidades reales. Cuando estéis alineados con vuestro Yo Superior o esencia espiritual, comprenderéis que lo que hagáis desde la  base de vuestra profunda reflexión y honestidad será idóneo en esos instantes de vuestra vida.

 

6) - Tenéis que ser conscientes de que el universo funciona basándose en  leyes inmutables que debéis respetar. De lo contrario, siempre estaréis expuestos a recibir las reacciones pertinentes por vuestras infracciones. Lo que hagáis en cada momento produce un efecto reactivo en el tiempo del cual tendréis que responsabilizaros para bien o para mal.

 

7) - Amad con la conciencia de que sois seres de luz procedentes del plano de la inmortalidad. No permitáis que los  miedos que se  generen por circunstancias adversas puedan afectar en lo más mínimo vuestras vidas. Sólo vuestras mentes, intelectos y egos experimentan y se rebelan contra las circunstancias que vosotros mismos habéis creado. No sois vuestros cuerpos físicos o mentes. Vuestro Yo Superior o esencia divina es la única realidad existencial más allá del presente, pasado o futuro.

 

8) - No existe ningún ser o circunstancia en toda la creación que pueda dañaros si vosotros no lo deseáis. Todas las experiencias son válidas para que vuestro aprendizaje evolutivo se vaya completando y perfeccionando. La capacidad de renunciar a esa supuesta lección, si no es lo que creéis conveniente, está en vuestras manos. De ese modo disolveréis ese karma que no es conducente para llegar a saber lo que necesitéis en determinados momentos.

 

9) - No existen enemigos en el exterior; vuestro mayor enemigo son vuestros deseos, apegos, y mentes desordenadas que os programan para que actuéis de forma automática y sin reflexionar. La reflexión de lo que sois más allá del tiempo, del espacio, del cuerpo y la mente os permitirá comprender que sólo vosotros sois los responsables de vuestros propios procesos de crecimiento interior. Deberéis analizar con objetividad cualquier oportunidad, aunque os parezca negativa, porque os ayudará a crecer con mayor rapidez.

 

10) - Aprendez a ser libres en el ejercicio de vuestros criterios. Antes de tomar una decisión, analizadla. Cuestionadlo todo, siempre desde el prisma del beneficio o perjuicio que eso pueda suponer para vuestro aprendizaje espiritual. Ser reflexivos implica utilizar correctamente el discernimiento. Sólo vuestra intuición, que es la inspiración o instrumento del Yo Superior, os puede indicar qué es lo más adecuado para vosotros.

 

 

Orion – Ramathis Mam