Reencarnación y Oscuridad

 
 

Creo que una de las mayores trampas de las gentes de la Oscuridad es el sentido que le han dado a la idea de la Reencarnación al enfocarlo como una expiación de culpas en vez de enfocarlo como realmente es: un aprendizaje (realmente volver a recordar) a través del cual volvemos a fundirnos nosotros los Creadores* con el CREADOR PRINCIPAL a fin de hacernos con el gran tesoro de las emociones a través de múltiples vivencias mediante las cuales poco a poco nos engrandecemos; el viaje iniciado hasta ascender de los planos densos a los más livianos puede suponer muchos miles de vidas.

 

El enfoque de la Reencarnación como una expiación de culpas supone la perfecta tergiversación por parte de las gentes de la Oscuridad, aquellos a los que se llamó en ocasiones ‘los señores de este mundo’, para mantener en la esclavitud a aquellos que sabían que la persona es mucho más de lo que podemos sentir en el plano físico, pues estas gentes se les escapaban de sus redes de control y debían de hacer algo para seguir manteniéndolas rehenes.

 

Así, mediante el sistema de castas resultante del concepto de la Reencarnación como expiación, han logrado que multitud de gentes acepten su papel de parias o de gentes extremadamente pobres pensando en encarnaciones venideras más propicias para ellos en las que los papeles se inviertan y justificando el que existan unas gentes con unas riquezas desmesuradas sin haber hecho mérito alguno, sus esclavizadores, unos pocos, y permitiendo que la gran mayoría tenga una dura vida.

 

 Es este el engaño perfecto por parte de las gentes de la Oscuridad.

 

Las gentes de la Oscuridad siempre nos tenderán las trampas adecuadas para encadenarnos a través de sus engaños, pues esa es su misión, pero la nuestra es la de estar alerta para descubrir esas trampas a través de nuestro trabajo y tesón por adquirir Conocimiento Útil.

 
 
El Libertario
 

*los Creadores fuimos nosotros mismos a través de los Logos de los que formamos parte

 

 

 

LA ENCARNACIÓN NUNCA PRETENDIÓ SER UNA TRAMPA

 

Nunca pretendió ser eterna. Era simplemente un juego en el que participar, una nueva aventura en la exploración de la creatividad y de la vida. Pero vosotros os perdisteis rápidamente en los sentidos del cuerpo, y vuestro cuerpo se convirtió en la totalidad de vuestra identidad. Os volvisteis tan inmersos en la materia de este plano que os convertisteis en hombre inseguro, atemorizado, hombre vulnerable y mortal, porque olvidasteis la poderosa esencia que vive dentro de vosotros. Así, conocisteis la muerte, pero os olvidasteis de la vida. Conocisteis la tristeza, pero os olvidasteis del gozo. Conocisteis al hombre, pero olvidasteis a Dios: Aquella sublime inteligencia que os permite crear vuestras ilusiones de cualquier manera que elijáis. Todos vosotros habéis vivido muchas vidas sobre este plano. Algunos, treinta mil vidas. Otros, diez mil. Otros, sólamente dos. Esas son las veces que habéis vivido y que habéis muerto. Y aunque vuestras vidas sobre este plano han sido sólo un sueño, un juego, una ilusión en la aventura de la vida, ellas os han corrompido grandemente. Habéis vivido tantas vidas en las que se os ha recordado, "por la familia, la sociedad, la religión y los poderes gubernamentales", que sois indignos, y que Dios no está a vuestro alcance, que todo ello se ha convertido en la firme realidad de vuestro proceso del pensamiento. Hasta el día de hoy, la mayoría de vosotros aún no sabéis que vosotros sois Dios, que poseéis en vuestras entrañas el poder de saber y ser todas las cosas.

 

Así pues, dejáis que maestros, religiones y demás gobiernen vuestras vidas e interpreten la verdad por vosotros. Permitís que el entendimiento de otros complique y confunda la simple verdad que se ha dicho durante años en vuestro tiempo, que el Padre y el reino de los cielos están, de hecho, dentro de vosotros. ¿Acaso se ha escrito mayor verdad? Sin embargo muchos de vosotros no sabéis ésto, aún pensáis que debéis entregaros al dogma y a ciertos “mecanismos”, (rituales, plegarias, cantos, ayunos, meditaciones) para poder conectaros con Dios y conseguir la iluminación. Sin embargo, cuanto más hagáis estas cosas, más convenceréis a vuestra alma de que vosotros no sois aquéllo en lo que estáis tratando de convertiros, que estáis muy lejos del amor de Dios y del entendimiento que buscáis, pues tenéis que realizar arduas tareas para alcanzarlo.

 

Ahora, la religión no está equivocada. Aquellos que han establecido y han sacado adelante las enseñanzas religiosas, son vuestros amados hermanos, que tratando de entender su propia divinidad, su propio valor, han esclavizado a sus hermanos y así se han esclavizado a sí mismos. Lo que ellos han hecho, por perjudicial que haya sido, ha sido su verdad para su experiencia y entendimiento. Yo soy amante de todas las gentes, incluso de los sacerdotes y videntes, pues ellos también son Dios. Practicar rituales y seguir el dogma no es algo equivocado. Pero nunca lo sentiréis completamente correcto, porque la voz dentro de vosotros "que es Dios" os dirá que vosotros ya sois lo que estáis luchando por alcanzar.

 

Yo he vuelto simplemente para deciros que hay un camino mejor. Y también que vosotros ya sois Dios, que nunca habéis fracasado. Y que nunca habéis hecho nada equivocado. Que vosotros no sois criaturas miserables y maltrechas, ni tampoco pecadores, y que no existe ese maravilloso disparate llamado diablo. Cuando os deis cuenta de estas cosas, entonces podréis enfocaros en el asunto de ser felices, que es lo que el Padre es. El Padre no es un ser pío, meditabundo, lúgubre y enfadado. Él es la esencia del gozo completo e infinito. Yo os digo: Dios está dentro de vosotros. Ha estado ahí en todas vuestras vidas. Vosotros sois realmente Dios, pues Él es la inteligencia divina y creativa que se sienta dentro de la cavidad de vuestro ser, la esencia que os ha amado hasta la experiencia de la limitación, y que os amará otra vez sin limites.

 
 
Ramtha - Al dios que vive dentro de ti