Reencarnación y Oscuridad

 
 

Creo que una de las mayores trampas de las gentes de la Oscuridad es el sentido que le han dado a la idea de la Reencarnación al enfocarlo como una expiación de culpas en vez de enfocarlo como realmente es: un aprendizaje (realmente volver a recordar) a través del cual volvemos a fundirnos nosotros los Creadores* con el CREADOR PRINCIPAL a fin de hacernos con el gran tesoro de las emociones a través de múltiples vivencias mediante las cuales poco a poco nos engrandecemos; el viaje iniciado hasta ascender de los planos densos a los más livianos puede suponer muchos miles de vidas.

 

El enfoque de la Reencarnación como una expiación de culpas supone la perfecta tergiversación por parte de las gentes de la Oscuridad, aquellos a los que se llamó en ocasiones ‘los señores de este mundo’, para mantener en la esclavitud a aquellos que sabían que la persona es mucho más de lo que podemos sentir en el plano físico, pues estas gentes se les escapaban de sus redes de control y debían de hacer algo para seguir manteniéndolas rehenes.

 

Así, mediante el sistema de castas resultante del concepto de la Reencarnación como expiación, han logrado que multitud de gentes acepten su papel de parias o de gentes extremadamente pobres pensando en encarnaciones venideras más propicias para ellos en las que los papeles se inviertan y justificando el que existan unas gentes con unas riquezas desmesuradas sin haber hecho mérito alguno, sus esclavizadores, unos pocos, y permitiendo que la gran mayoría tenga una dura vida.

 

 Es este el engaño perfecto por parte de las gentes de la Oscuridad.

 

Las gentes de la Oscuridad siempre nos tenderán las trampas adecuadas para encadenarnos a través de sus engaños, pues esa es su misión, pero la nuestra es la de estar alerta para descubrir esas trampas a través de nuestro trabajo y tesón por adquirir Conocimiento Útil.

 
 
El Libertario
 

*los Creadores fuimos nosotros mismos a través de los Logos de los que formamos parte