Sobre la ascensión

 

 

Muchos se sienten confusos con el proceso de ascensión debido a que mucha de la información que está circulando es confusa. Está claro que os encontráis en una fase de transición, lo que implica dejar de ser lo que sois en términos de valores, conceptos, aptitudes, hábitos, etc. Las energías que se os han enviado modificarán todo el campo causal, etéreo y electromagnético de vuestro planeta. Podéis colaborar con el proceso sin oponer resistencia al mismo y siendo conscientes de que vuestros vehículos están integrando un código nuevo para que podáis vibrar en la nueva frecuencia de la cuarta-quinta dimensión. Asimismo, debéis modificar ciertas áreas de vuestra vida que resuenan con patrones obsoletos y que ya no funcionan.

 

Por consiguiente, vuestros cuerpos también se ven afectados. Están sujetos a una presión energética fuerte que podéis aliviar hasta cierto punto, pero no completamente.

 

Hay personas que confunden la ascensión física con la ascensión espiritual. La ascensión física supone integrar los nuevos códigos genéticos y refinar vuestros cuerpos en este plano; no quiere decir que vayáis a otra parte con vuestro cuerpo físico actual, pues esto solo ocurre en muy pocos casos, cuando los seres vibran en un grado más elevado de la luz cósmica. Vosotros todavía no habéis llegado a eso. Vuestro cuerpo físico es un compuesto cibernético muy bien estructurado, pero tenéis capacidad de reajustarlo porque sois sus operarios y sus creadores.

 

Con vuestros pensamientos, vuestra  psique, vuestras emociones y vuestra energía, estáis creando constantemente nuevas impresiones en vuestro cuerpo energético. Si integráis los nuevos valores, las restantes áreas de vuestro cuerpo se reprogramarán, ya que recibirán los códigos nuevos. Se experimentará dolor en función de vuestro nivel vibratorio, de vuestra pureza y vuestra conciencia. Por este motivo deberíais integrar nuevos hábitos alimenticios y más conciencia en aquellos pensamientos en los que la luz y todo lo constructivo sea el elemento dominante. No permitáis que vuestras emociones anden sueltas en caóticos estados mentales de drama, dolores del  pasado o miedos infundados sobre el futuro. Dejad que vuestras ideas gobiernen vuestras palabras en cada momento para que expresen sabiduría, paz, fraternidad, generosidad y amor, siendo conscientes de que esto afecta al planeta y a vuestros iguales.

 

La ascensión espiritual implica un cambio en vuestra consciencia en la que vuestros valores, vuestros hábitos y vuestras creencias hayan integrado más luz, más sabiduría y vibración espiritual. El proceso de ascensión lleva consigo la ascensión espiritual y un cambio en el cuerpo físico, pero no necesariamente se llega a los planos de luz en vuestro cuerpo físico.

 

El proceso de ascensión supone pasar a un nivel de evolución superior dentro de la jerarquía evolutiva cósmica. El  próximo nivel al que debéis ir es el suprahumano, pero aún no habéis llegado a eso. Existe una minoría que está más allá de ese nivel, pero no son suficientes como para hacer una generación de este nivel en  vuestro planeta. En la Tierra debéis conquistar el logro más elevado, que es vuestra esencia divina y vuestra inmortalidad. A través del servicio incondicional y desinteresado os unís con la Fuente Divina.

 

Tenéis que creer que contáis con todo el potencial para lograrlo, pues es la frecuencia de la espiritualidad eterna de vuestro Ser Superior. Se os está guiando, se os han dado las herramientas, y nosotros estamos colaborando a fin de que podáis dar el gran salto hacia adelante. En verdad ya estáis ascendidos, ya que vuestro Ser Superior nunca ha descendido; es una cuestión de reajuste fisiológico. Lo que os llega a vuestra mente y de vuestro ego os hace pensar lo contrario, pero no es más que una estrategia que tenéis que desenmascarar.

 

 

Revelaciones Extraterrestres – Ramaathis Mam

 

 

 

Las etapas de la ascensión

 

Otra cosa que sería importante aclarar se refiere al hecho de que durante años hemos oído que primero ascenderá un número determinado de personas, y que se hará en tres fases. En otras ocasiones se oye hablar de la cifra de 144.000 personas que deben alcanzar un cierto nivel.

 

Se ha citado la cifra de 144.000. En realidad, este concepto se ha interpretado de forma errónea y sin lógica alguna. En vuestro planeta hay aproximadamente seis mil millones de humanos. ¿Pensáis que solo van a ascender 144.000? ¿Tiene algún sentido? El número contiene una profunda clave esotérica que no habéis desvelado todavía, así que os daremos una pista que os ayude a hacerlo: si sumáis los números de esta cifra obtendréis un nueve. El nueve es el número fundamental en la matemática cósmica ya que expresa el amor divino incondicional. Es decir, que se os ha llamado a entrar en el plano de perfección para el que fuisteis diseñados.

 

La ascensión no es algo que se haya programado de forma organizada para vuestra humanidad; es más bien un acontecimiento individual que produce una resonancia colectiva. En esta era se están concediendo dispensas, pero eso no implica que todo el grupo humano vaya a entrar en este proceso de forma gratuita y por decisión unánime de las altas esferas de luz. Lo que estamos diciendo es que existen fases de la ascensión que son más adecuadas que otras por cuestiones dinámicas energéticas del planeta y del universo.

 

En este momento estáis en una etapa de ascensión que finalizó el 2012. La segunda fase se prolongará hasta el año 2024, y la última durará hasta el 2032. Estas fases son el tiempo que vuestro sistema solar necesita para cruzar el cinturón de fotones de la galaxia. Teniendo todo esto en cuenta, se puede deducir que podréis acceder al estado de ascensión cuando vibréis en nueve como factor fundamental del proceso.

 

No hay ningún elegido; solo elegís vosotros. Vosotros elegís cómo, cuándo y dónde queréis experimentar todo esto. Todos sois bienvenidos y las puertas de la ascensión están siempre abiertas, pero no todos están interesados en cruzarlas. Estáis demasiado atrapados en vuestra mente y en vuestro ego, que solo quiere perpetuar su existencia a través del miedo, de la confusión y del sufrimiento. Este es el equipaje que estáis cargando desde hace miles de años. Ahora, Acuario os está dando la oportunidad de libraros de él. Para hacerlo debéis prestar atención  a vuestro Ser Superior y a lo que os están comunicando vuestros hermanos interestelares. En caso contrario, seréis devorados por el juego retrógrado del plano tridimensional y del ego en el que vivís.

 

 

Revelaciones Extraterrestres – Ramaathis Mam
 
 
 
 
 

El paso a través del tubo ascendente de Ra (la cuerda astral) será tan increíblemente rápido, a mayor velocidad que la propia luz, que es comprensible que os resulte inconcebible por ahora, intelectualmente, como también os lo parecerá en las primeras etapas de vuestro paso.

 

No es un proceso de muerte.

 

No es doloroso.

 

Es un brillo de lo más extraordinario y luego… el despertar: la iluminación*.

 

Apunta con una linterna a la pared. Enciéndela. Durará menos de lo que tarda la luz en llegar a la pared e iluminarla, casi tan rápido como pensar en encender la linterna: esa será la velocidad de vuestro paso.

 

Antes de que ese rayo llegue a la pared, todo vuestro sistema solar habrá pasado por las cuerdas astrales de Ra y estará dentro de la cuarta dimensión.

 

¡Así de inmediato será!

 

Os pedimos que tengáis en cuenta cómo se puede sentir dolor en un lapso de tiempo tan infinitesimal y os invitamos a reflexionar sobre cómo ese paradigma se ha presentado como profecía para reteneros, doblegaros y aterrorizaros.

 

Tal vez el miedo y la ignorancia del propio observador sea lo que convierta a la quema de brujas en un paradigma de la llamada “purificación” de la forma.

 

 

Patricia Cori – Diálogos con los Hijos de las Estrellas
 
*esa iluminación será recordada, un gran regalo incluso para aquellos que por su nivel hayan de situarse en una copia de este planeta, un planeta 3D, por no haber adquirido el nivel espiritual adecuado. Pero no se darán cuenta de que están ya en otro planeta y en un nuevo ciclo, pues todo parecerá seguir igual; mientras la gente no conserve ese maravilloso recuerdo de la “fusión con el Todo”, algo que no sabrán cómo ni por qué ocurrió, la ascensión no habrá tenido lugar todavía, pues algunas gentes proclaman que la ascensión ya tuvo lugar
 
 
 
 

Ascensión y rezagados

 

Aquellos que prefieran sintonizarse con las vibraciones inferiores y aquellos con un karma sin resolver, seguramente pasen de una vida física a otra y a otro lugar del universo tridimensional, pues la Tierra ya no existirá en ese plano.

Seguirán viviendo el ciclo de la reencarnación hasta que ya no tengan que actuar en función del karma acumulado que les ata a los límites del marco holográfico tridimensional: “la matrix”.

En vuestro mundo, existe un cuerpo considerable de seres que se alimenta de detestables placeres encarnados, como lobos voraces ante una presa fresca. Estos individuos no están interesados en absoluto en alcanzar una conciencia superior, sino que más bien están comprometidos con los distintos niveles de la experiencia sensorial y la gratificación.

Estos estratos de vuestras sociedades no pasarán, y estarán satisfechos con alcanzar otros planos materiales, viajando por el ciclo de regreso kármico hacia su nuevo destino, donde poder saciar nuevos y tentadores deseos carnales.

Esa es su intención y así la crearán.

Comprenderéis que esto, todo esto, es un reflejo de nuestro proceso, nos separamos de la Fuente, saltamos al vacío y luego, después de haber bebido hasta la última gota hipnótica del elixir del sufrimiento y el aislamiento, volvemos al camino de regreso, escalando para salir del pozo de la oscuridad y encaminándonos a la luz.

A cada uno de nosotros le llega el momento de emerger de la crisálida y abrir las alas, para así flotar en la suavidad de la brisa del corazón… refulgiendo en la luz de la Creación.

 
Patricia Cori – Diálogos con los Hijos de las Estrellas