Apertura al Conocimiento Ilimitado

 
 

LA FE VERDADERA SE SUSTENTA EN EL CONOCIMIENTO

 
Séptima ley del Decálogo de la Hermandad Blanca

 

 

 

¿Por qué es el conocimiento importante? 

 

Es vuestro mayor tesoro.  Pues cuando se os ha despojado de todo. Lo único que permanece y que nunca os será arrebatado es el conocimiento, que os da la habilidad para crearlo todo otra vez. Cuando tenéis el conocimiento tenéis libertad; tenéis opciones.  Podéis construir reinos ilimitados. Cuando tenéis el conocimiento, no hay nada que temer; pues entonces no hay cosa, elemento, principio o concepto que pueda amenazaros, esclavizaros o intimidaros.  Cuando el miedo se cambia por el conocimiento, está ahí lo que se llama “iluminación”:

 

El conocimiento permite a tu mente razonar y contemplar por encima de lo que tú ya sabes. Te permite ver más lejos, hasta los perímetros de todo lo que existe, y crecer en tu capacidad de recibir incluso mayor conocimiento. El conocimiento te urge a crecer, a buscar una identidad más amplia, a “transformarte”.  Así, te saca de las fronteras de una vida limitada, llevándote hasta una extensión más ilimitada.  A través del conocimiento y la aventura del aprendizaje, aumenta tu simplicidad.  Y en esa simplicidad encontrarás la paz en el ser y el gozo de la vida.

 

Ahora, me gustaría daros un concepto sobre la ciencia del conocimiento: Cómo tenéis la habilidad de conocer todas las cosas.  ¿Por qué es este tan importante?  Porque cualquier cosa que conozcáis, en ello os convertiréis. Y cuando aprendáis a conocer todas las cosas, os convertiréis en Todo Lo Que Es, o sea, Dios: Conocimiento ilimitado, vida ilimitada, la totalidad del pensamiento.  Y en ello sois una vez más la libertad ilimitada y el gozo de ser.

 

Para entender cómo podéis llegar a conocer Todo Lo Que Es, debéis saber que no sólo existe todo a partir del pensamiento, que es la Mente de Dios, sino que cada cosa emana el pensamiento de su ser de vuelta a la Mente de Dios.

 

Todas las cosas tienen un campo de luz que las rodea.  No existe nada que no esté rodeado por una corona de luz, pues la luz sostiene la imagen del pensamiento y crea el ideal hasta darle forma, lo que se llama materia.  A través de ese campo de luz, todas las cosas emanan el pensamiento de su ser de vuelta al “flujo de la conciencia”, o “el río del pensamiento”, que es la Mente de Dios.

 

Mira la alfombra, la planta, la luz, el color de tus zapatos.  Mira tus manos o a otra entidad.  ¿Qué tienen estas cosas en común?  Todas ellas existen.  Y por la virtud de su existencia, cada una emana desde su ser no sólo el pensamiento de éste, sino también su percepción de cuanto hay a su alrededor; es lo que se llama “percepción colectiva”.  Al mismo tiempo que la alfombra es consciente de los colores que hay en ella o de quién se sienta sobre ella, (o la planta es consciente de la habitación donde está) esa consciencia es emitida a través de la luz de su ser hasta el flujo de la conciencia.  Y cada momento esa conciencia cambiará, pues Dios, el río del pensamiento en el que existen todas las cosas, está en continua expansión y movimiento.

 

Cada sistema estelar, cada partícula de polvo, cada unidad ~ visible e invisible, de éste y de todos los demás universos ~ emana el pensamiento de su ser hasta la mente de Dios, pues de ahí es de donde procede.  Todo vuelve al pensamiento. Así es como se conocen todas las cosas.

 

¿Cómo tenéis la habilidad de conocer todo lo que se puede conocer?  Vuestro cuerpo físico está rodeado por un maravilloso campo de luz llamado aura o campo áurico.  El aura es el campo luminoso que rodea y mantiene unida la materia de vuestro cuerpo.  Gracias a la fotografía de Kirlian vuestros científicos ya han fotografiado el primer campo áurico.  Sin embargo, aún hay campos electromagnéticos mucho más grandes que rodean vuestro cuerpo, pues el aura se extiende desde la densidad de la electricidad (la aureola azul que rodea vuestro cuerpo) hasta lo infinito del pensamiento.

 

El aura es el espíritu de vuestro ser.  El espíritu de vuestro ser ~ al cual yo llamo el Dios de vuestro ser ~ está conectado directamente a la Mente de Dios, el flujo donde se conocen todas las cosas.  Una parte del aura es el poderoso campo electromagnético de electrum, positivo y negativo.  Más allá del campo electromagnético no hay divisiones sino una esfera de luz indivisible de energía pura.  La esfera de luz permite a todo el pensamiento del río del conocimiento fluir a través de este fantástico y poderoso campo.  Los pensamientos que llegarán a ser conocidos por vosotros están determinados por vuestro proceso del pensamiento, pues la porción electromagnética de vuestra aura arrastra al pensamiento hacia vosotros de acuerdo  con vuestra manera de pensar.

 

Vuestro espíritu es como una criba en el barco del río de la conciencia, siempre cambiante y en movimiento.  A través de esa luz recibís la Mente de Dios, el flujo del pensamiento en donde está todo el conocimiento.  Así, vosotros tenéis la habilidad de conocer todo lo que se puede conocer, pues estáis en el flujo continuo de toda la conciencia, el río de todo el conocimiento.

 
Ramtha
 
 
 
 
 
 

El ejército más poderoso que puede existir, si tenéis que hablar en términos de ejército, es el ejército de conciencia, porque nada, absolutamente nada, puede desafiar a un ejército de conciencia.

Los que os mantienen bajo su yugo quieren evitar que aprendáis porque cuando entendáis la conciencia, cuando seáis conscientes de lo que sois nunca más estaréis controlados.

Estos seres son tan poderosos como su habilidad para manejar la materia y la antimateria.

El más grandioso poder procede de la conciencia la cual constituye a ambas, la materia y la antimateria.

 
 
Ramtha
 
 
 
 
 

Los agentes del gobierno oculto siempre estarán incitándonos al “Conocimiento Limitado”, mostrándonos este tipo de conocimiento y ocultándonos el auténtico conocimiento*, el que nos expanda la mente, de lo cual resultará la experiencia limitada. Este tipo de experiencia mantendrá nuestra mente, la creadora de la realidad que experimentamos, atada a principios inflexibles que no abarcan la realidad mayor, es decir, principios que sólo sirven para el transcurrir por mundos limitados y dependientes de seres poco evolucionados en lo espiritual.

Para poder escapar de las redes de control hemos de:

 
- no dar nada por sentado
- investigar sin desfallecer pero sin atenerse a ninguna regla que se haya dado por sentado
- ampliar cada uno su visión personal del mundo cada día, y para esto, además del trabajo personal se necesita beber de muchas fuentes
- descartar cada día todo aquello que no encaje con la visión más amplia y más positiva
- establecer los medios de difusión de información a través de redes abiertas, pero descartando siempre aquellos aportes que limiten o que propongan algo que no tienda al bien de todos

 

No es posible fallar si lo que uno o un grupo hace se basa en la positividad, en el bien de todo el mundo, sin ceñirse a un grupo, religión, nación, etc., pues sólo lo basado en el bien de todos es lo auténtico y sin doblez

 

El Libertario

*aquel que pueda llevarnos a mayores niveles de comprensión o de conciencia

 

 

La limitación de nuestro conocimiento es lo que causa estragos. Esta limitación siempre está siendo propiciada por quienes nos sirven la Oscuridad, los ocultos señores de nuestro mundo. El ampliar nuestra mente  al Conocimiento Verdadero* con nuevos aportes cada día nos abrirá las puertas a mundos cada vez más amplios en los que la positividad, el bien, y la abundancia sean realidades manifiestadas.

Resulta chocante el ver cómo las gentes que se dejaron atrapar  por la nueva limitación** impuesta de la ‘Ciencia’ llegan a despreciar a aquellos que no entraron en su “Ciencia” que les explica este mundo y su entorno sin sospechar que es algo destinado a limitarles y a acotar su comprensión de la amplia realidad con una nueva cárcel.

Sólo el Conocimiento Verdadero destinado a ampliar nuestras mentes hasta convertirnos en seres multidimensionales del multiverso nos hará libres hasta las cotas con las que soñamos.

 

El Libertario

*el dirigido al mayor bien de todos y de todo lo creado

**por supuesto, ellos no verán limitación en absoluto en su “Ciencia”, sino todo lo contrario, viendo limitados a quienes no ven el mundo como ellos. ¿No os dais cuenta de que esto constituye una nueva cárcel?

 

 

No hay tal cosa como la prensa libre. Ustedes lo saben tan bien como yo. Ninguno de ustedes se atreve a escribir su honesta opinión, y si lo hiciese, saben perfectamente que no saldría impresa. A mí me pagan para que no escriba en el periódico en el que trabajo mi sincera opinión. A ustedes les pagan por lo mismo, y si alguno estuviese tan loco como para decir sinceramente lo que piensa, pronto estaría buscando trabajo. Si yo me permitiese escribir lo que pienso de muchas cosas, en veinticuatro horas estaría despedido.

El trabajo de los periodistas es destruir la verdad, es mentir descaradamente, es pervertir, es vilipendiar, es adular a los que tienen el dinero y es vender a su patria y a su raza para ganarse el pan. Ustedes lo saben  igual que yo. Por lo tanto, ¿a qué viene este brindis por la prensa libre?

Nosotros somos las herramientas y los siervos de los ricos que están detrás de bastidores. Nosotros somos los muñecos; ellos tiran de los hilos y nosotros danzamos. Nuestros talentos, nuestras capacidades y nuestras vidas les pertenecen. Nosotros somos prostitutas intelectuales.

 

John Swinton  - el periodista más famoso de Nueva York en su tiempo; palabras que dedicó a sus compañeros, periodistas también, en una cena en su honor en 1880 tras un brindis por la prensa libre

 

 

QUIERO QUE SEPAS

Sé agradecido por todo lo que te ayuda a expandir tu conciencia. Cada paso que te hace elevar es un paso en la dirección correcta y debe ser bienvenido. Míralos como escalones y danza a lo largo de ellos gozosamente y bien plantado con la seguridad de que no puedes fracasar en alcanzar la meta. Haz esto con todo tu corazón.

Esta es una vida excitante. Nada es opaco o poco interesante cuando se hace con una conciencia elevada. Puede ser el mismo viejo trabajo que has hecho miles de veces, pero ahora lo estás haciendo desde una dimensión distinta y, por lo tanto, parece ser enteramente diferente. Tiene un propósito nuevo porque estás haciendo todo por Mí.

Míralo como cuando alguien entra en un cuarto oscuro, pone su mano sobre la llave de la luz e inmediatamente todo es claridad. Esta transformación es precisamente como eso. No necesita haber ocaso.

Quiero que sepas que esto puede suceder y encontrarás que te está sucediendo a ti ahora. Sientes que éste es un salto poderoso de un escalón al próximo. Así es, pero tienes alas en los pies y sabes que todo es posible, así que puedes dar ese salto con absoluta confianza y sabes que aterrizarás a salvo.

Yo nunca te fallo ni te abandono, sino que estoy dentro de ti* y te ayudo en cada transición**.

 

Eileen Caddi – Dios me Habló

*nunca hemos de olvidar que la Causa Primera se halla tanto en nuestro interior como en nuestro exterior; somos pensamiento de Dios en acción – nadie requiere de nuestra alabanza

**siempre hemos de tomar acción y nunca quedarnos parados, pues el explorar es crecer; vinimos a interaccionar con este mundo, no a quedarnos parados

 

 

RECUERDA SIEMPRE: estamos aquí para tener múltiples aventuras con el Conocimiento y para experimentar el tesoro de los sentimientos*, no para pasar el rato. El no aprender cada día supone el dilapidar este viaje. Pero también recuerda que la mayor parte del conocimiento que se nos dio y se nos da es falso y por eso hemos de sopesar lo que se nos da sometiéndolo a nuestro criterio, el del ser de nuestro interior que nunca se traicionaría a sí mismo haciendo mal a los demás, pues todos somos Uno. Hemos de aprender a escuchar la voz de nuestro interior.

 
 
El Libertario
*si estamos cansados ya de tanto sentimiento negativo, hemos de pasar a sintonizar con la Luz (el Conocimiento) cuanto más mejor, pues esto atraerá hacia nosotros unas condiciones más benignas (Ley de Radiación)
 

 

 
 

Dentro de una simple cucaracha se hallan los mayores secretos de la Creación; el ADN de sus células, al igual que ocurre con el resto de los animales, tiene un banco de información casi infinito, y así ocurre con nosotros (ADN muy importante al que se le calificó de ‘ADN basura’).

También dentro de nosotros se hallan los mayores secretos de la Creación.

Pero la cucaracha tiene alma de grupo (o espíritu de grupo), no individual, y el cerebro mínimo necesario como para sintonizar con sus requerimientos de subsistencia y reproducción y con justo las neuronas necesarias para aprender lo necesario como para valerse en el lugar particular en el que se desenvuelve.

Nosotros tenemos un alma individual* y un cerebro capaz de sintonizar con lo más sublime y de adquirir mucho conocimiento.

Pero, dadas nuestras grandes ventajas sobre la cucaracha, 

¿las aprovecharemos? 

¿trabajaremos por comprender el Universo que se halla en nosotros como seres autoconscientes?

¿ayudaremos a elevarse a nuestro mundo junto con nosotros?

¿prestaremos la mayor parte de nuestras ventajas a la nada**?

La elección es nuestra siempre; en la antigüedad o en las épocas más oscuras (cuando más imperaba la religión) teníamos excusas, pues no nos era fácil el acceso al Conocimiento.

Pero en esta época no tenemos gran excusa como para seguir distraídos y centrados en la ‘nada’.

 

El Libertario

 
*aunque también grupal
**distracciones de la élite oculta como para evitar nuestro Conocimiento, tales como lecturas no provechosas, cine vacío de valores espirituales, circo (TV, deportes de masas, etc.), etc.
 
 

 

 

Estamos inmersos en una realidad muy amplia, con multitud de seres de otras dimensiones próximos a nosotros además de seres físicos provenientes de otros planetas de nuestra galaxia y existen muchos seres de entre nosotros esforzándose por que sigamos dormidos sin darnos cuenta de esa realidad mayor. Casi todo lo trascendente se retira de nuestra vista y se nos muestra una gran mayor parte que es falso, pero nuestra preparación es la que hará que escojamos lo que más se corresponde con esa realidad más amplia.

Si alguien decide ser ciudadano de un minúsculo corpúsculo del Universo sin darse cuenta de que existe todo un Universo esperándole para su crecimiento, allá él, pues tiene toda la eternidad para despertar.

 

El Libertario

 

 

 

Hemos de dar cada día.

Tenemos unas necesidades físicas que cubrir, como nuestro sustento o el cubrir nuestro cuerpo y el de nuestra familia, y por eso hemos de dar cada día bienes a la sociedad. Nosotros daremos unos bienes, aquellos en los que nos especializamos, y a cambio obtendremos otros bienes producidos por otros hermanos y hermanas.

Pero no nos hemos de dejar envolver por el discurso de los agentes de la élite oculta como para enfrentarnos diciéndonos que todo trabajo significa sometimiento y/o esclavitud.

Lo que significa sometimiento y esclavitud es el que hayamos de trabajar más de cuatro horas por día* para sostener a la sociedad en la época en la que vivimos, la de las máquinas, para tener todas nuestras necesidades principales cubiertas.

Si nos hacen trabajar más de cuatro horas diarias para la sociedad en nuestra época, algo no funciona bien, o muchas cosas.

Sí hemos de trabajar 8 horas diarias, pero cuatro de ellas para la sociedad y otras cuatro para nuestra formación en temas de crecimiento personal y de ampliación de nuestra mente.

En la época de las máquinas cada máquina es capaz de trabajar multitud de horas y de producir por cientos de personas. Lo que falla es que las máquinas, capaces de producir riquezas descomunales, deberían de ser del pueblo y no privadas, pues así estamos dando pie a que privados y corporaciones privadas acaben con acumulación de riquezas descomunales.

Las máquinas, capaces de desplazar al hombre en su labor, nunca debieron de ser privadas, sino de una sociedad bien llevada por unos representantes nuestros, nuestros políticos, los mejores de entre nosotros por preparación y por honestidad reflejo de haber logrado nuestra sociedad un nivel elevado y alto nivel de culturización**.

La vieja aspiración de obtener sin dar nada a cambio es uno de los más viles trucos inspirados por la élite oculta, pues ellos saben que esto creará desigualdades y descontento y que a la larga conseguirán las guerras que ansían para obtener en gran abundancia nuestros miedos y nuestra sangre.

 

El Libertario

*por supuesto no hemos de contar sábados ni domingos de la semana, pues estos sirven para romper con la rutina y para nuestro crecimiento
**aunque hemos de tener mucho cuidado de que la culturización comprenda solamente conocimientos útiles, de forma que nunca más llenemos nuestro deseo de conocimiento a base de conocimiento inútil
 
 
 
 

Si cada experiencia que desafía la razón intentas encuadrarla dentro de unos marcos fijados por la ciencia que se le da al pueblo, ello significa que te queda mucho camino por andar, es decir: aún tienes mucho que aprender

 

El Libertario

 

 

 

Nunca se perdió el auténtico Conocimiento.

No importa la cantidad de grandes bibliotecas que los enviados por la Oscuridad puedan haber quemado, pues aquel conocimiento que realmente nos interesa para poder crecer en lo espiritual nunca se pierde y permanece como un tesoro capaz de ser rescatado por las personas adecuadas de los Registros Akásicos durante los estados de meditación y concentración profunda; en el momento en que alguien de entre nosotros de nivel y preparación suficiente rescata este conocimiento, ya es un logro de nuestra civilización y estará a mano para ser estudiado por aquellos de entre nosotros que demanden ese tipo de conocimiento.

El que más y más de este conocimiento* salga a la luz siempre dependerá de la cantidad de nosotros que lo demandemos, pues siempre es muy importante el grupo, el Inconsciente Colectivo, ya que este nos puede arrastrar hacia la Oscuridad o hacia la Luz dependiendo de la tendencia mayoritaria y de nuestra afinidad por la Luz o por la Oscuridad.

 

El Libertario

*el Conocimiento Verdadero, el que nos puede liberar de nuestras grandes ataduras a lo material y explicarnos nuestro porqué y nuestra misión en este mundo
 
 

 

Los Registros Akásicos contienen no solo el historial de todos los pensamientos y actos de nuestra actual civilización sino el historial de todos los pensamientos de las civilizaciones pasadas de nuestra raza.

Si desemos profundamente acceder a ellos e intentamos el acceso con una mente sana y con la concentración adecuada para extraer de ellos informaciónn de gran ayuda, tendremos  la  posibilidad de acceder a ellos; ello implica que todo el cúmulo de conocimientos que realmente nos puedan interesar como para alcanzar una nueva era dorada los tendremos al alcance de nuestra mano en cuanto estemos suficentemente preparados, pues siempre hallaremos ese conocimiento cuando seamos el receptáculo perfecto para albergarlos, del mismo modo que hallaremos al maestro adecuado cuando nuestra alma demande el que lleguen a nuestra conciencia conocimientos de elevado nivel debido a estar preparados.

 

 

 

LA IGNORANCIA

 

La ignorancia no es natural en modo alguno en los seres creados por los Logos.

 

El Humano mortal es proporcionalmente más inteligente pero menos sabio que los animales, porque teniendo vehículos para manifestar su divinidad, a pesar de sus limitaciones, busca conocer todo lo externo (a veces ni eso), y no se busca a sí mismo.

 

Le han entretenido con inútiles mapas estelares, y supuestas adivinaciones astrológicas para que solo mire al cielo, sin darse cuenta que en la tierra que pisa están todas las respuestas que necesita. Pero más aún: están dentro de él mismo. También le han hecho creer que necesita imperiosamente saber muchísimas cosas y le han planificado una educación que en realidad sólo le sirve para ser empleado (esclavo moderno), en vez de convertirlo en Hombre Verdadero. En el escenario de naturaleza adulterada en que vivimos, los instintos más normales y elementales se suelen distorsionar hasta grados increíbles, naciendo niños con impulsos asesinos, sexuales y malévolos desde la misma cuna. Todo ello porque las experiencias en vez de ser constructivas, son destructivas. El demirugo* ha trastocado todas las ideas de valores. El hombre mortal ha sido y sigue siendo muy engañado.

 

Le han hecho buscar oro como si valiese más que las verdades naturales; le han maravillado con tecnologías para que no se dé cuenta que su glándula pineal desarrollada con su chakra correspondiente es mejor que la radio, la televisión, la computadora y el teléfono.

 

Para que no desarrolle su clarividencia y vea todo lo que hay hacia lo grande y hacia lo pequeño, afuera y dentro del mundo, le han dado la televisión, supuestamente “de parte de los avanzados Maestros de la Humanidad…

 

Nadie se pregunta por qué esos “grandes maestros”, en vez de permitir el desarrollo de la televisión, no dieron a la humanidad las claves para hacerse inmortal, sabiendo como se sabe que la vejez es una enfermedad genética; porqué no usaron su poder para mostrar al mundo cómo se puede hacer para escapar del sufrimiento, ya que la televisión llega hasta los lugares más miserables del planeta.

 

Ahí donde la gente muere de enfermedades producidas por la mugre, los vicios, la pobreza y la inanición no falta un televisor que los entretenga con partidos de fútbol, noticias que no ayudan en nada, programas donde los participantes comen lujosamente presentando a las “estrellas” del Gran Circo Político-artístico-religioso-científico-deportivo del que nadie aflora para garantizar con su vida lo que pregona. Esas gentes miserables, espectadores inconscientes de ese circo demiúrgico, son las que más hijos producen, mientras se embrutecen con “la imagen de la bestia”.

 

Todos los ciudadanos del mundo saben que los políticos les mienten, pero les siguen votando y participando del circo falsamente democrático porque les han llenado la cabeza con miedo a la violencia, y se han dejado imponer leyes que inhiben su dignidad; entonces no reaccionan ante la terrible, silenciosa y diabólica violencia sutil que se les hace germinar lentamente hasta morir de violencia contenida, materializada en cáncer, cardiopatía, neuropatía, alergia, y mil pestes más, después de haber trabajado toda la vida como esclavos de un sistema corrupto y entrópico.

 
 
 
 
Ramiro de Granada – Testamento de Todos los Tiempos
 
 
*aquel grupo de seres al que denomino “la Serpiente”, cuya misión es tendernos las trampas en nuestro mundo, algo que llevan a cabo a través de multitud de sectas que lo controlan todo