Guías para la ascensión

 
 

Actualmente en la Tierra están ocurriendo numerosos acontecimientos relacionados con el Gran Cambio, y son muchos los seres que realizan misiones, que han estado trabajando  diligentemente para ayudar a que tenga lugar el Gran Cambio. Mientras que los Guías que se han reencarnado con cuerpos físicos han estado experimentando principalmente un proceso de despertar, los Guías que tienen cuerpos de energía, llamados “shin-myeongs” en coreano, han estado trabajando muchísimo para el Proyecto. Hay otros Guías más que trabajan en diversos vehículos espaciales en el cielo, por encima de la Tierra. Puesto que el Gran Cambio en la Tierra está teniendo lugar no sólo en el mundo material, sino también simultáneamente en el mundo espiritual de la cuarta dimensión, hay muchos Guías trabajando asimismo en dicha dimensión.

 

La mayoría de los Guías con cuerpos físicos, que se han reencarnado varias veces en la Tierra material, están experimentando  un proceso de despertar; en otras palabras, un proceso de darse cuenta de su propia existencia y de su misión. Dado que sus misiones principalmente están relacionadas con la etapa final del Proyecto, se han estado preparando y esperando –mientras repetían varias veces el viaje entre el  mundo espiritual y el mundo material- para realizar sus tareas más importantes por empezar. En esta vida, todos los Guías se reencarnaron en  regiones preestablecidas. Un gran número de ellos nació colectivamente en un país y el resto está disperso por todo el mundo.

 

Debido a sus intensos recuerdos del universo y el Origen, la mayoría de los Guías son distintos a las demás personas desde su infancia. Por su pureza y sus niveles de conciencia inherentes elevados, sienten una fuerte inclinación a no buscar el mundo material, sino a buscar algo más esencial. Puesto que están interesados en lo no material, en el mundo invisible, han buscado en muchas religiones distintas o en grupos espirituales durante un tiempo, pero nunca se han sentido satisfechos con ninguno. A menudo no se llevan  bien con la gente de su entorno, debido a sus sentimientos internos sobre su propia existencia. Y, por lo general, tienen una actitud negativa hacia la autoridad y el orden en el mundo físico, a causa de sus sentimientos internos acerca del origen y el orden en el universo.

 

La gran mayoría de los Guías todavía no han despertado del todo, pero están empezando a hacerlo ahora. Aunque el despertar puede tener lugar como resultado de alguna práctica especial o meditación, también puede ocurrir viviendo una vida normal. El momento del despertar de cada individuo depende principalmente del momento en que se supone que su misión debe comenzar. Cuando hayan despertado completamente, los Guías sabrán quiénes son y lo que tienen que hacer, y empezarán a realizar su trabajo de buena gana. Los Guías realizan sus misiones con naturalidad y sin vacilar. Si algo se hace por la fuerza, es que no forma parte de la misión.

 

Estos Guías tienen varios tipos de misiones. Un grupo de Guías trabajará para el proceso de despertar de la gente y ayudará a las personas a darse cuenta, de diversas maneras, de que todos somos uno y de que todos los seres provienen de la misma fuente, el Origen. Pero también hay muchos otros Guías con otras tantas misiones. Por ejemplo, cuando haya finalizado el proceso de purificación de la Tierra, los Guías que representan sus propias estrellas codificarán la energía completada de la Tierra, incorporándola en sus cuerpos de energía, y luego regresarán a las estrellas en vehículos espaciales. Al difundir la energía de la Tierra en sus estrellas, ayudarán a estas a que su conciencia crezca.

 

Otros Guías, que también viajan en vehículos espaciales, difundirán la energía especial de la Tierra por muchas estrellas que tienen a su cargo. Estos Guías llevarán a cabo sus tareas comunicándose con los vehículos y proporcionando varios tipos de asistencia para sus actividades en el cielo. Algunos Guías, incluyendo los seres conocidos como los “niños cristal”, llevarán a cabo sus misiones relacionadas con la apertura de la Tierra y la construcción de una nueva sociedad en ella.

 

Cuando los Guías despierten y estén más activos en sus misiones, cada uno tendrá una habilidad espiritual adecuada para llevar a cabo la misión asignada. Despertarán en el momento adecuado y percibirán cuáles son sus misiones. Incluso sin hacer ningún esfuerzo especial, empezarán a reconocerse unos a otros y formarán las redes necesarias con otros Guías.

 

Actualmente los “shin –myeongs” de las dimensiones superiores están trabajando activamente, desempeñando papeles muy importantes en el Gran cambio. Permanecen en cuerpos de energía y está llevando a cabo muchos tipos de misiones que los Guías que están en cuerpos físicos no pueden realizar. En particular, muchos de ellos están dedicándose a despertar a los Guías que tienen cuerpos físicos y preparándolos con objeto de que estén listos para sus misiones en el momento planeado. Muchos de los Guías reencarnados todavía están atrapados dentro de los cuerpos físicos y están luchando contra las lagunas en la memoria, de modo que es sumamente importante que los “shin-myeongs” los despierten y los preparen para que realicen sus tareas en el instante correcto. Muchos seres de las dimensiones superiores, incluidos el principal administrador de esta galaxia y los seres conocidos como grandes hombres santos en la historia humana, están participando ahora, como “sin-myeongs”, en el Gran Cambio de la Tierra.

 
Actualmente hay en el cielo numerosos vehículos espaciales, los suficientes para llenar todo el cielo que está encima de la Tierra. Normalmente trabajan en la cuarta dimensión, de manera que no pueden ser vistos por los humanos, pero cuando operan en la Tierra de la tercera dimensión, pueden ser detectados incluso por gente corriente. Estos vehículos espaciales tienen diversas formas y tamaños, dependiendo del lugar del que provienen y de lo que hagan; hay desde vehículos muy pequeños para propósitos de reconocimiento e investigación, hasta vehículos muy grandes que actúan como naves nodrizas.
 

Aunque también hay muchos vehículos espaciales que no tienen ninguna  misión relacionada con el Proyecto Gaia. Hasta hace poco, han permanecido principalmente en el cielo y han observado y dirigido acontecimientos que han tenido lugar en la Tierra, a veces participando en ciertas actividades relacionadas con el Gran Cambio. Por ejemplo, revelándose ante algunas personas y creando los misteriosos círculos en los campos de cultivo, estos vehículos espaciales han intentado asegurarse de que la gente de la Tierra conoce su existencia. El otro propósito de sus apariciones  en este planeta es instar a las personas a despertar.

 

Recientemente han llegado más vehículos espaciales al cielo terrestre, provenientes de muchas estrellas. Aunque muchos de ellos han estado esperando para transportar hasta las estrellas de la galaxia a aquellos seres que finalizarán su aprendizaje en la Tierra, se han vuelto más activos que antes debido al reciente cierre del  mundo espiritual de nuestro planeta. Desde comienzos del 2005, todos los seres que experimentan muertes físicas ya no pueden  entrar en el mundo espiritual* y, en lugar de eso, deben ir a una nave espacial para marcharse a un nuevo mundo. Antes de abordar los vehículos, estos seres tienen que pasar por el proceso de purificación de “quemar” toda la energía emocional acumulada en la Tierra, incluyendo el karma. Durante el Gran Cambio de la Tierra, podría ser necesario que las gentes de algunas regiones  sean evacuadas temporalmente de la Tierra. En estos casos, también las naves espaciales serán el medio de transporte.

 
 
 
Hwee-Yong Jang
 
*realmente sí, se seguirá entrando al  mundo espiritual, es decir, a otros planos de existencia, pero aquí se refiere a los planos sutiles que rodean a la Tierra, sus otras dimensiones como ser vivo que es