Toma tus alas

 
 

Casi todo lo que nos han contado sobre los ángeles es falso; los 'aggelos', ángeles, son los enviados y no necesitan alas, lo de las alas es una manera de presentarse de forma que podamos adaptarnos a un mito; la extensión alar en un hombre debería de ser de una decena de metros para poder sostener su peso, con al menos 10 metros cuadrados de superficie, y lo mismo ocurriría con seres alados de nuestro tamaño que no fueran meras proyecciones en nuestro inconsciente; los ángeles son los enviados, unos seres de otra dimensión y algunos de ellos están siempre con nosotros, aquellos a los que llamamos guías.

¡Claro que no los vemos! pues actúan en otras dimensiones y en nosotros pueden actuar en la cuarta, a través de la cual sí puede llegar a ser influenciada nuestra mente. Date cuenta de que no hay nada al margen del Creador Principal, al margen de Dios (alguien que nunca requirió de nuestra adoración), ni tan siquiera esos ángeles que llaman caídos; estos ángeles, los caídos, no son seres que se opusieron al Amor*, sino seres que en los mundos duales nos sirven la posibilidad de la elección del 'no bien', es decir, del mal, pero como una forma de ayudarnos; es decir, son seres a nuestro servicio.

Pueden tener alas también seres que eligieron expresarse a través de la Oscuridad, seres que eligieron el polo opuesto al Amor y que invadieron muchos mundos duales como el nuestro; me refiero a los seres reptiles de alto rango; estos seres pueden tener alas y rabo, a la vez que poseen un gran intelecto y facultades que les permiten leer nuestra mente y captar nuestras emociones; estos son los seres que llamamos demonios; ellos también son parte del Creador Principal, no son nada opuesto a ÉL, aunque eligieron expresarse de forma equivocada y habrán de ser disueltos en la Nada o el Todo en caso de no elegir el camino de retorno a su hogar, el del Amor.

 
 
El Libertario
 
*el 'Complejo de Almas' Lucifer está a nuestro servicio en un trabajo duro y por amor a nosotros, para ayudarnos a trascender la materia, este plano
 
 

 

 

Que nadie te engañe con la idea del Demiurgo.

Sólo existe el Creador Principal, Dios; no existe nada fuera de ÉL: todos somos una parte de ÉL, incluyendo los seres de todas las  demás dimensiones, muchos de ellos seres mucho más evolucionados en lo espiritual que nosotros, seres capaces de crear Universos que serán sostenidos por los seres partes del Creador Principal ya sea en los mundos densos o no.

La idea de Demiurgo, un ser que creó los mundos densos, la materia, siempre dará pie a que se adore a alguien fuera de nosotros para obtener sus favores; esto es algo que necesitan los seres que siempre se aprovecharon de nosotros, los que nos tienden las trampas en las que tantas veces caímos y seguimos cayendo; es la excusa perfecta para mantenernos dentro de otra red de control manejada por ellos.

Quienes cada día preparamos el escenario para vivir las próximas aventuras somos nosotros como colectivo a través de nuestro inconsciente; no lo prepara ningún semidiós.

 
 
El Libertario
 
 
 

¡Ay hijo mío! Día llegará en que los sagrados jeroglíficos parezcan ídolos, porque el mundo tomará por dioses los emblemas de la ciencia y acusará al glorioso Egipto de haber adorado monstruos infernales. Pero quienes de este modo nos calumnien adorarán a la muerte en lugar de a la vida, y a la locura en vez de la sabiduría. Abominarán del amor y la fecundidad, llenarán sus templos de huesos de muerto que llamarán reliquias, y malograrán su juventud en soledad y llanto. Sus vírgenes preferirán ser monjas  a ser esposas y se consumirán en el dolor, porque los hombres habrán profanado con menosprecio los sagrados misterios de Isis.

 
Hermes Trimegisto