Somos cadena alimenticia

 
 

Este universo fue creado como un universo de libre albedrío. Fue creado específicamente para permitir que todas las almas hicieran lo que quisieran hacer; tienen una dirección totalmente libre sobre lo que deseen hacer. Los Grises, las Lagartijas*, quienquiera que sea que abduce y coloca implantes en la gente, tiene el derecho de hacerlo porque corresponde a su libre albedrío venir aquí y hacernos eso. Y tienen el derecho de decirnos lo que sea que nos quieran decir para racionalizar su comportamiento.

Nuestro derecho es NO creer lo que las entidades que nos abducen nos dicen. Tenemos libre albedrío para creerles o no. Si en una vida nos dicen que tienen derecho a hacernos esto, y en ese momento elegimos creerles, y después, en esta vida, intentan los mismos trucos y optamos por NO creerles, en cada caso estamos ejerciendo nuestro libre albedrío y ellos también.

Este es un universo de libre albedrío. Podemos cambiar de opinión. Ellos están tratando de convencernos de que no tenemos libertad de elección al respecto; creerles o no es NUESTRA decisión.

Pero esto no acaba allí, por supuesto, porque obviamente interfieren físicamente sobre nosotros todo el tiempo. Su poder físico o seudo-físico es mayor que el nuestro**. Es la misma relación que existe entre nosotros y los animales de nuestra realidad. Las vacas, las ovejas y los pollos también tienen libre albedrío, pero nosotros tenemos más poder que ellos y los hemos convencido (y a nosotros mismos) de nuestra necesidad de consumir alimentos, de que “esto es bueno para ellos, y es su propósito en la vida”, Del mismo modo que nosotros consumimos animales, aquellos seres en densidades más elevadas que la nuestra nos consumen.

Pero en su mayoría, el consumo consiste en tomar energía, y no comen específicamente nuestra carne, si bien esto también ocurre.  Formamos parte de una cadena alimenticia, por así decirlo, ¡y de ninguna manera nos encontramos en la cúspide de la pirámide!

En fin, retrocedamos 300.000 años; en todos los niveles de densidad hubo una batalla entre las fuerzas de Servicio a los Demás y las de Servicio a Sí Mismo. Desafortunadamente, triunfaron las fuerzas de Servicio a Sí Mismo.

Las Lagartijas son seres de 4ª densidad de Servicio a Sí Mismo. Pueden venir a la 3ª densidad, pero sólo son capaces de sustentarse aquí durante un corto periodo, ya que su tecnología no les permite hacerlo por más tiempo.

En la 4ª densidad aún están utilizando tecnología, todavía están aprendiendo técnicas para-físicas. Nos han subyugado; nos han colocado implantes; han tomado nuestro ADN y lo han manipulado de modo tal que no podamos recordar quiénes somos ni qué podemos hacer realmente.

Las Lagartijas han creado a los Grises, que también pertenecen a la 4ª densidad. No tienen almas; son robots. Los Grises fueron creados con el fin de que las Lagartijas pudieran enviarlos a la 3ª densidad como proyecciones, por así decirlo. Pueden proyectar cierta porción de su propia energía dentro de los Grises para que cuando estos se hallen en la 3ª densidad, no sean realmente robots controlados por ellas. De hecho, las Lagaritijas están más bien “dentro de ellos”, por así decirlo, y ven a través de sus ojos. Incluso podría ser que muchos Grises juntos constituyeran la energía de una porción de una sola Lagartija.

Todo el propósito de la subyugación de los humanos por parte de las Lagartijas consiste en alimentarse de nosotros. Principalmente toman energía. Quieren nuestra energía. Ese es su alimento en la 4ª densidad porque allí básicamente son energéticos. Se alimentan de energía.

Les gustamos porque tenemos emociones. Las emociones generan energía.  Nos controlan y crean situaciones que producen energía negativa. Cuanta mayor energía negativa puedan producir, mayor será su suministro de comida. En esto se basa todo su propósito.

Pero tienen también otro objetivo: codician la idea de ser seres físico/materiales de la 3ª densidad. Llevan mucho tiempo sin serlo, y al estar estrechamente aferrados al Servicio a Sí Mismo, lo físico de esta realidad es tan atractivo para ellos que parte del plan consiste en crear una nueva raza para su especie.

 

Laura Knight – La Onda, Tomo I
 
*seres reptilianos de la cuarta dimensión; ellos son los seres que las religiones denominan “demonios”
**todo ser que se manifieste conscientemente en un mundo de mayor nivel de frecuencia tiene más recursos y más poder que los seres que se manifiesten en mundos de menor frecuencia; además su nivel de conocimiento es mayor al nuestro
 
 
 
 en Notre Dame de Noyon, Francia
 
 
 
Siempre lo hicieron, siempre raptaron a niños, pero a veces da la impresión de que en la época de la información es cuando la gente más anestesiada está, a pesar de que se esté haciendo a gran escala, sobretodo en EEUU, por los pactos que tienen con esos seres.
 
 
 
 
 

Los seres Grises y los seres Lagarto

 

Los seres Grises funcionan por medio de la interacción con las almas de los seres Lagarto. Esta tecnología es sumamente más avanzada que la que conoces, pero los seres Grises no sólo se construyen y diseñan artificialmente, sino que también funcionan como una proyección mental y psíquica de los seres Lagarto. Son como “sondas”.

Tienen las mismas capacidades que los seres Lagarto, a excepción del hecho de que su aspecto físico es completamente diferente y que no poseen almas* propias, además de que su estructura biológica interna es diferente. Pero su funcionamiento es el mismo, y para permanecer como seres de proyección, también deben absorber los alimentos del mismo modo, espiritual y físicamente como lo hacen los seres Lagarto.

La razón por la cual la energía negativa es el combustible necesario, es que los Lagartos y los Grises son seres que viven en el cuarto nivel de densidad, que es el nivel más elevado de densidad donde es posible existir sirviéndose únicamente a sí mismo, tal como es el caso de estas entidades. Por lo tanto, deben absorber energía negativa porque el cuarto nivel de densidad es el ejemplo más alto del servicio a sí mismo, es decir, un patrón de pensamiento negativo**.

El cuarto nivel de densidad es una progresión del tercer nivel de densidad. Con cada progresión ascendente en los niveles de densidad, la existencia para la entidad consciente individual se vuelve menos ardua. Así que resulta menos difícil vivir en el cuarto nivel de densidad que en el tercero, el tercero es menos difícil que el segundo, y así sucesivamente. Ejerce menos tensión en la energía del alma. Por lo tanto, los seres que existen en el cuarto nivel de densidad pueden alimentarse de los seres que existen en un tercer nivel de densidad en términos de absorción de energía negativa del alma.

Del mismo modo, los seres en el tercer nivel de densidad pueden alimentarse de seres del segundo nivel de densidad, lo cual es un hecho a pesar de no ser tan necesario. Esta es la razón por la cual los seres humanos que existen en el tercer nivel causan con frecuencia dolor y sufrimiento a los del reino animal que existen en el segundo nivel de densidad, porque ustedes extraen energía negativa del alma ya que son seres que se sirven principalmente a sí mismos. Eso es lo que hacen ustedes con los seres del segundo y primer nivel, etcétera.

Pero conforme ustedes avanzan hacia el cuarto nivel de densidad, oportunidad que se está aproximando, deberán escogen entre progresar en el servicio a los demás o quedarse en el nivel del servicio a sí mismo. Esa será una decisión que requerirá de un largo periodo de adaptación.

Este es el periodo según lo mide el calendario, que determinará si ustedes avanzarán hacia el servicio a los demás o si permanecerán en el nivel de servicio a sí mismo.

Y los seres conocidos como Lagartos han elegido anclarse firmemente en el servicio a sí mismo. Y puesto que se encuentran en el nivel más alto de densidad en el que ello es posible, deben extraer continuamente grandes cantidades de energía negativa de los seres del tercer nivel, del segundo nivel, etcétera. Por esa razón, hacen lo que hacen.

Ello también explica por qué su raza está muriendo. No han sido capaces de aprender por sí solos a salir de esta forma particular de expresión y dirigirse a la del servicio a los demás.

Y puesto que llevan tanto tiempo, según ustedes lo medirían, en ese nivel y, de hecho, firmemente aferrados a él y habiéndose multiplicado en este, se explica por qué estén muriendo, tratando desesperadamente de tomar tanta energía de ustedes como les sea posible en un intento adicional de reconstruir metabólicamente su raza.

Intentan:

1-mantener su raza como especie viable

2-aumentar su número

3-incrementar su poder

4-expandir su raza a través del reino de la cuarta densidad

 

 

Los hackers del alma – Laura Knight (según enseñanzas de los Casiopeos)
 
*esto no es cierto para seres de los Grises de planetas que no fueron conquistados por los Seres Lagarto o Reptilianos; además existen seres tipo “Grises” de diferentes aspectos, altos y bajitos
**esta enseñanza de los Casiopeos coincide con la de otros seres y con lo que nos cuenta Hidden Hand (uno de los seres de la auténtica élite oculta, la que no es de la Tierra, y nos lo cuenta para que despierten de entre nosotros quienes busquen con gran deseo el Conocimiento Verdadero, algo que hemos trabajar nosotros mismos por nuestra cuenta; esta élite oculta nada tiene que ver con los seres Lagarto, aunque también esta élite nos sirve la negatividad para que no nos estanquemos)
 
 
 

Tenemos un depredador que vino desde las profundidades del cosmos y tomó control sobre nuestras vidas. Los seres humanos son sus prisioneros. El depredador es nuestro amo y señor. Nos ha vuelto dóciles, indefensos. Si queremos protestar, suprime nuestras protestas. Si queremos actuar independientemente, nos ordena que no lo hagamos…

-Has llegado, a través de tu propio esfuerzo, a lo que los chamanes de México antiguo llamaban “el meollo de los meollos” –dijo don Juan-. Me anduve con rodeos todo este tiempo, insinuándote que ‘algo nos tiene prisioneros’. ¡Desde luego que algo nos tiene prisioneros! Esto era un hecho energético para los chamanes del México antiguo.

¿Pero por qué este depredador ha tomado el control en la manera que usted describe, don Juan? –pregunté-. Debe de haber una explicación lógica.

Hay una explicación –replicó don Juan-, y es la explicación más simple del mundo. Tomaron el control porque para ellos somos comida, y nos exprimen sin compasión porque somos su sustento. Así como nosotros criamos gallinas en gallineros, así también ellos nos crían en “humaneros”. Por lo tanto, siempre tienen comida a su alcance.

No, no, no –me oí decir-. Esto es absurdo, don Juan. Lo que usted está diciendo es algo monstruoso. Simplemente no puede ser cierto, para los chamanes o para seres comunes, o para nadie.

¿Por qué no? –don Juan preguntó calmadamente-. ¿Por qué no? ¿Por qué te enfurece?

Sí, me enfurece, -le contesté-. ¡Esas afirmaciones son monstruosas!

Quiero apelar a tu mente analítica –dijo don Juan-. Piensa por un momento y dime cómo explicarías la contradicción entre la inteligencia del hombre ingeniero y la estupidez de sus sistemas de creencias, o la estupidez de su comportamiento contradictorio. Los chamanes creen que los depredadores nos han dado nuestros sistemas de creencias, nuestras ideas acerca del bien y del mal, nuestras costumbres sociales. Ellos son los que establecieron nuestras esperanzas y expectativas, nuestros sueños de triunfo y fracaso. Nos otorgaron la codicia, la mezquindad y la cobardía. Es el depredador el que nos hace complacientes, rutinarios y egomaniáticos.  

¿Pero de qué manera pueden hacer esto, don Juan? –pregunté, en cierto modo más enojado aún por sus afirmaciones-. ¿Susurran todo esto en nuestros oídos mientras dormimos?

No, no lo hacen de esa manera, ¡eso es una idiotez! –dijo don Juan sonriendo- Son infinitamente más eficaces y organizados que eso. Para mantenernos obedientes y dóciles y débiles, los depredadores se involucran en una maniobra estupenda. Una maniobra horrible desde el punto de vista del que la sufre. ¡Nos dieron su mente! ¿Me escuchas? Los depredadores nos dieron su mente, que se vuelve nuestra mente. La mente del depredador es barroca, contradictoria, mórbida, llena de miedo a ser descubierta en cualquier momento.

Don Juan continúa:

Aunque nunca has sufrido hambre… sé que tienes unas ansias continuas de comer, lo cual no es sino las ansias del depredador que teme que en cualquier momento su maniobra sea descubierta y la comida le sea negada. A través de la mente, los depredadores inyectan en las vidas de los seres humanos lo que sea conveniente para ellos. Y se garantizan a ellos mismos, de esta manera, un grado de seguridad que actúa como amortiguador de su miedo.

 
 
Carlos Castaneda - El lado activo del infinito
 
 
 

 

El Cabal y las sociedades secretas

 

¿Por qué algunos hombres se esconden en sociedades secretas? La oscuridad prospera en el secretismo. Si no sabemos que existen, no tenemos poder contra su manipulación. La proliferación de las sociedades secretas a través de la historia no es nada nuevo. Desde los Illuminati hasta los Francmasones, han prosperado a puerta cerrada heredando innumerables conocimientos y creencias protegidas del dominio público. El odio, el secretismo, y el poder con su divisa. El miedo es su objetivo, y la mayoría de las sociedades secretas brotan del mismo núcleo alevoso e incierto.

Como Hydra, tienen muchas cabezas, muchos nombres, con la creencia compartida de que el poder y la dominación son roles reservados para pocos, para controlar y destruir a las masas y privarlos de su naturaleza cósmica divina y de su destino de ascención cósmica.

 

Una agenda basada en el miedo

Mientras la gente común busca harmonía, prosperidad, amor y estabilidad, el Cabal busca crear sociedades basadas en el miedo, la debilidad y el odio. Ellos se han asegurado de silenciar y domesticar a la humanidad a través de los medios de comunicación, bloqueando el acceso a centros de espiritualidad alta, manteniendo un sistema educativo que genera ovejas en vez de libres pensadores, y provocando enfermedades a través de los alimentos y la industria farmacéutica. Todo esto puede parecer extremista y conspiranóico, pero el documental Thrive, Foster Gamble, expone con precisión los fundamentos de este argumento.

El Cabal no tiene ningún tipo de autoridad adscrita. Nos manipulan y usan nuestra propia capacidad creativa para controlar nuestros pensamientos, miedos y reacciones. Cuando tomamos responsabilidad de nosotros mismos, honramos nuestra voz y recuperamos nuestro poder.

 

No olvides que eres divino

El Cabal quiere hacernos creer que no tenemos poder, pero en realidad nuestro potencial es mayor que ninguna otra fuerza, coerción o manipulación que ellos puedan crear. Ellos modelan nuestra realidad mediante una planeación cuidadosa para anticipar el miedo, la duda, la acción y la reacción.

Su mayor temor es que recordemos al Dios interior que todos llevamos, pues una vez que descubramos la verdad ya nada nos detendrá. Contamos con poderes de todas las galaxias —una mezcla de código estelar y potencial infinito nunca antes vistos en el cosmos. Nuestro potencial es tan vasto que incluso seres de otras galaxias han estado pendientes de lo que podríamos llegar a ser. Y si nosotros mismos lo conscientizáramos, podríamos detener la agenda de el Cabal inmediatamente.

 

Para controlarnos, los esfuerzos del Cabal deben ser equivalentes a nuestro potencial, por lo que constantemente incrementan la tragedia, el miedo, la devastación, la polución, la deuda, el odio y la programación. El mal es el opuesto de la vida, es así como ellos controlan todo para hacernos creer en una fuerza invisible que es más poderosa que nuestra esencia.

 

Seis modos en que el Cabal manipula el mundo:

 

El Cabal se vale de esfuerzos orquestados a través de diversos brazos que les aseguran que no tomemos consciencia de su control.

1. Medios de comunicación: El más insidioso de sus objetivos es la programación encubierta que hay en los medios de comunicación.

2. Fármacos y alimentos: Más allá de los peligros de Monsanto existe un deseo de enfermarnos para que no podamos prosperar ni alcanzar nuestro máximo potencial humano.

3. Educación: El sistema educativo convencional no promueve el libre albedrío, sino que forma imitadores incondicionales.

4. Ciencia y tecnologías: Los gobiernos usan los avances científicos —financiados por el Cabal— exclusivamente como vehículos de poder.

5. Sistema Monetario

6. Ciencia y religión: La religión bloquea nuestro camino hacia Dios, mientras que la ciencia cierra nuestras mentes.

 

https://www.mentealternativa.com/cabal-ascencion/