Los malos de la película

 

  Los malos de nuestra película son unas gentes conocidas como el “Cabal” o la “Cábala”; son gentes jázaras la mayoría de ellos; los jázaros proceden de la antigua nación denominada Khazaria, situada entre el Mar Negro y el Mar Caspio. Las gentes de esta nación eran tan perversas que las naciones de los alrededores decidieron expulsarles hacia diversos lugares lejos de su patria. Estas gentes habían adoptado la religión de los judíos y no era gente de origen semítico, sino que más bien despreciaban y siguen despreciando a los semitas.

 

  Ellos son actualmente los dueños de la gran banca en la Tierra, lo que equivale a decir que son los jefes ocultos de los políticos actuales. La mayoría de los malos de nuestra película son jázaros, aunque no todos.

 

  Los malos de la película son quienes más contribuyen a hacernos vivir engañados. Ellos saben que una mentira repetida muchas veces acaba tomándose por una gran verdad; saben que solo hace falta darle publicidad y que alguna “autoridad” repita la mentira muchas veces y la airee a través de la propaganda mediática. Para que una gran mentira llegue a ser aceptada como una gran verdad saben que lo que se necesita frecuentemente es presentarla como un hecho científicamente probado; a veces para ello tan solo se requiere que alguien de lo alto de algunas de las pirámides de los grupos verticalizados que, en teoría, guardan el conocimiento, como los masones o los rosacruces, lo declare como una verdad, a pesar de que sea algo sumamente falso.

 

  Así introdujeron como una gran verdad el que la Tierra es maciza, cuando en realidad todos los planetas son huecos.

 

  Así introdujeron como verdad el que el petróleo procede de seres vivos descompuestos hace millones de años, cuando el petróleo es abiótico; este procede de la transformación de las piedras llamadas carbonatos en medios a gran presión y temperatura; así a más profundidad más petróleo, que es lo que actualmente se está viendo: masas de petróleo cada vez más grandes hallandas a profundidades cada vez mayores.

 

  Así introdujeron como verdad el que el calentamiento global tiene que ver con el Dióxido de Carbono, cuando los malos de la película saben perfectamente que para que exista calentamiento global  tan solo han de deshacer las nubes y permitir que los rayos del Sol con sus fotones incidan en la superficie de la Tierra* y no en las nubes; por eso deshacen las nubes con esos supuestos “aviones normales” con enormes tanques en su interior, aviones que no son de pasajeros ni de transporte mercancías, cuya misión es deshacer las nubes o debilitarlas para asegurar el calentamiento global.

 

 Una vez que una gran mentira a través de la propaganda de los malos de la película fue aceptada como una gran verdad, será defendida con gran saña por los afectados por la mentira, sobre todo si la presenta como algo científicamente comprobado y acudirán a increpar a quien ose exponer las cosas como son, dando la vuelta a algo en lo que anteriormente se nos engañó**.

 

  Tan solo como para intentar deshacer el engaño del calentamiento global debido al Dióxido de Carbono (CO2), cuando este se debe principalmente a los aviones rompenubes:

Hace unos cincuenta años ya había muchos vuelos de aviones; todavía muchas personas de las que actualmente tienen sesenta años o más recordarán lo mismo que yo recuerdo; en aquella época los motores de los aviones nunca dejaban estelas larguísimas, nunca; no había aviones rompenubes. La existencia de estos aviones es bien conocida entre los pilotos de las aerolíneas regulares, cuyos aviones no dejan estelas, y cuando las dejan son unas cortas estelas que se disipan a los dos minutos de formarse. Estos aviones, los rompenubes, ponen a veces en peligro a los aviones de las aerolíneas regulares.

 

  Los malos de la película están invirtiendo mucho dinero para mantener nuestros cielos bien limpios de nubes y para que la verdad al revés o “verdad bulo” de que el calentamiento global es debido al Dióxido de Carbono se mantenga, pero a pesar de tanto gasto, aún les es rentable (de todos modos en esto hay mucho más que la simple razón de ganar dinero). Para darse cuenta de que les sale rentable, pónganse al día en temas como los Protocolos de Kioto y los pagos que corresponden a cada país actualmente por los derechos de emisión de CO2, al cual, junto con otros gases, le han colgado la etiqueta de “gas de efecto invernadero”.

 

  Si en verdad queremos un mundo mejor en el que vivir, hemos de estar alerta para no dejarnos engañar; hemos de saber sobre quiénes son los malos de la película, aprender a contrarrestar sus acciones, ver dónde nos presentaron una gran mentira como una gran verdad y viceversa y aprender también dónde está la Verdad para poder actuar nosotros y co-crear tomando como base verdades y no mentiras.

 

El Libertario

*probad con una lupa un día soleado para ver cómo los fotones son los que calientan allá donde inciden; en el punto donde se concentran los fotones el calor es inaguantable, capaz de producir incendios; con nubes el calor del Sol apenas llega a la superficie de la Tierra, la cual no resultará calentada; no hemos de dejarnos engañar por mucho que al engaño lo vistan de Ciencia ni por mucho que la gente pagada (mediante nóminas, u otras formas de pago) que acuda a nosotros con certificados académicos nos vuelva a intentar engañar; los que en teoría saben, no saben, sino que están pagados para que respalden el engaño y, a veces, estos respaldarán un engaño sin haberse dado cuenta de que ellos mismos fueron engañados; aunque, a la gran mayoría de estas gentes les convendrá respaldar los engaños ya que de ello dependerá su carrera y su sueldo; muchas veces, defender una carrera supone defender o respaldar uno o varios engaños
 
**esto es lo que le está pasando al catedrático Luis Pomar, experto en estratigrafía que ha estudiado los estratos de las calizas y tiene muy claro que el CO2 nada tiene que ver con el calentamiento global; esto es lo que le está ocurriendo también a Scott Pruitt, director de la Agencia medioambiental de EEUU por dejar las cosas claras con respecto al CO2 

 

 

El auténtico demonio es el “no saber”, la falta de conocimiento.

 

Pero el “no saber” incluye el que nos han llenado nuestra mente de conocimientos falsos y conocimientos inservibles para nuestro crecimiento en lo espiritual, ya que lo espiritual supone todo aquello que nos volverá a casa tras una incursión por los planos densos, incursión que abarcará muchas vidas corrientemente.

 

Usan con nosotros muchas técnicas para que no lleguemos a “saber”; a una de ellas la denominan la técnica de la inundación, la cual supone llenarnos de conocimientos inútiles para nuestro crecimiento; para este fin trabajan los “medios de masas” como la prensa, la TV, el cine, la radio, e incluso a este fin sirve la mayor parte de la literatura y las novelas.

 

Hemos de darnos cuenta de que el conocimiento útil es el que se nos esconde y de que hemos de trabajar para hallarlo. Hemos de desarrollar el gusto por el conocimiento y cada día hemos de trabajar por encontrar Conocimiento Verdadero.

 

El conocimiento verdadero es el que realmente nos liberará de los mundos densos, pues lo normal es que creamos que estos constituyen la única existencia real. A través del conocimiento verdadero nos convertiremos en Ciudadanos del Universo y dejaremos de estar en cuarentena; mediante conocimiento verdadero nos volveremos a elevar en conciencia y nuestras vidas volverán a abarcar lapsos de muchos cientos de años cada una de ellas; por el conocimiento verdadero sabremos que es el amor incondicional lo que nos sacará de los planos densos.

 

Mediante el conocimiento verdadero no podrán engañarnos fácilmente y controlaremos nuestra natalidad de forma que tan solo tengamos el número de hijos suficiente como para no sobre explotar la Tierra y poder darles el conocimiento en lo espiritual que necesitan, pues es este conocimiento el más importante dentro del conocimiento verdadero. A través de este conocimiento nunca más volveremos a ser engañados por religiones* ni por las falsas filosofías, incluida la budista, pues esta constituye una filosofía engañosa que nos incita a permanecer fuera de este mundo estando en él, mientras que en la práctica funciona como una religión más, con numerosos templos a los que acuden los creyentes cada semana para rezar y hacer ofrendas.

 

Sólo el conocimiento nos liberará, pero hemos de trabajar por adquirirlo y para que ese conocimiento sea Conocimiento Verdadero.

 

Las religiones están controladas por quienes nos tienden las trampas, así como la nueva religión para atrapar a quienes se escaparon del redil de las religiones; esta nueva religión se llama Ciencia, y existe una para los seres de la “granja humana” y otra secreta para las gentes de la cúpula del poder piramidal que nos controla y que controla a las personas de los niveles bajos de cada pirámide; a los niveles altos de las pirámides tan solo se llega en base a obediencia ciega**. Todo poder piramidal está actualmente controlado por los seres de la Oscuridad. Para poder controlarnos es imprescindible que se nos entreguen conocimientos limitados y conocimientos falsos. Con conocimiento verdadero no podrán controlarnos ni masones, ni Illuminati (lo cual es lo mismo que decir Jesuitas o la Iglesia), ni Rosacruces, ni Orden de Malta, ni Jázaros y dejaríamos de ser esclavos para siempre, ya que entre todos co-crearíamos un mundo en el que toda esta gente dejaría de ser necesaria para que nos esforcemos por superar nuestros males, lo cual haría que nos eleváramos en conciencia, que es de lo que se trata realmente el juego en el que estamos y el mundo holográfico que nos envuelve.

 

El Libertario

*estas se presentan siempre como sirviendo al bien, a la Luz, pero su fin es el de limitarnos y retenernos en los mundos densos a base de miedos y culpas para que sirvamos de alimento a la Oscuridad
 
**cuando se llega a los niveles superiores de la pirámide se le da el conocimiento necesario a cada uno para controlar nuestro mundo de forma que sea conducido siempre a la esclavitud permanente, pero ello supone el implantar otros programas en la persona olvidando el conocimiento que se entregó en los escalafones bajos de la pirámide

 

 

Nada es lo que parece; la idea que tenemos del mundo es una programación de nuestra mente. Solo deberíamos escuchar la verdad del corazón. Así, nadie podría manipular jamás nuestros pensamientos.

 

El 2012 cierra un gran ciclo galáctico. Es un punto de inflexión que anuncia el amanecer de una nueva Tierra. Se trata de un cambio de conciencia que os lleva directos al reencuentro con vuestro verdadero ser. Es un desertar. Nacerá dentro de vosotros un nuevo sol que expresará cada uno de vuestros deseos internos…

 

Pero ellos no entienden el amor. Tienen demasiado miedo. Esperan la llegada de un gran cataclismo para el que se han estado preparando desde hace mucho tiempo. Han secuestrado tecnología desarrollada a partir de programas secretos de forma extraoficial, gracias a la ingeniería inversa y al intercambio de intereses con razas extraterrestres involutivas que lo único que desean es explotar a la humanidad. Así esperan sobrevivir y, con el nacimiento del nuevo sol, construir su imperio soñado… Infelices, no saben que eso jamás ocurrirá.

 

¿Usted no sabe que el planeta está dirigido por un gobierno mundial secreto? Se trata de un gobierno oscuro con una agenda muy marcada que debe ser ejecutada de forma estricta y cuyo fin es la creación de un Nuevo Orden Mundial desde el que imponerse a los demás pueblos y razas del planeta? Pero eso ya terminó, es el pasado. Ahora empezaréis a ver su caída.

 

Las sombras…, las sombras… Ellos son los que han tenido durante todo este tiempo el control del planeta, moviendo sus hilos entre bastidores desde el engaño y la manipulación.

 

El ser humano es perfecto en su concepción y contiene un potencial infinito a pesar de haber sufrido intervenciones y manipulaciones externas por parte de otras razas para limitar su expresión y evolución.

 

El potencial humano reside en su capacidad de amar. Están ustedes conectados a la Tierra y a la galaxia a través del Sol desde el mismo centro de sus corazones. El mundo imperfecto que ven a su alrededor está inducido por los mismos controladores, que han mantenido a la humanidad hipnotizada y desconectada para llevarla a recrear una realidad a imagen y semejanza de las sombras que ellos veneran.

 

¿No le parece a usted extraño que el hombre lo haga todo mal? Pero no han podido con ustedes, Maestros, a pesar de toda esa manipulación.

 

Sepa que toda la belleza de este mundo y cada acto y deseo de amor que usted pueda ver o sentir también forma parte de la realidad creada por toda la humanidad en su conjunto. ¿Se ha dado cuenta de la cantidad de amor y belleza que hay en todas partes? Parece de verdad un milagro, ¿no cree?

 

¿Sabe el mérito que tiene todo eso desde el estado de desconexión en el que se les ha mantenido? Son ustedes, Maestros, la admiración de todo el universo consciente.

 

Sepa que ya no importa, pero los que han estado dirigiendo de verdad este mundo no son de naturaleza humana, e incluso puedo decir que muchos proceden de dimensiones psíquicas desde donde actúan gracias a rituales de posesión y diversas tecnologías que por ahora ustedes desconocen. Tienen razas esclavas que les sirven, al igual que miles de humanos de débil voluntad que mantienen atrapados en una gran red global de dependencia y manipulación.

 

Lo importante no es lo que se va sino lo que en uno queda.

 

¿Sabías que ellos creen que sois ganado? Esto no debería extrañar a nadie. Los humanos actúan de forma parecida sobre las demás especies del planeta: las dominan y las usan en su propio beneficio. Es la ley de causa-efecto. Todo lo que recogemos fuera es fruto de lo que cultivamos dentro. No deberíamos quejarnos ni mirar hacia otro lado; deberíais preguntaros a dónde queréis ir realmente como especie y actuar con coherencia en vez de culpar al mundo que percibís como algo externo a vosotros, mientras contribuís a alimentarlo desde cada pequeño acto y pensamiento que forma vuestra vida cotidiana. Ser coherentes y creativos desde la conciencia de conexión al Absoluto y a vuestro propio corazón es la puerta hacia la verdadera libertad. Eso es amor. La clave para amar está en la empatía: sentir y entender lo que tienes enfrente como algo propio y no como algo separado de ti.

 

El Despertar de los Maestros Creadores – Víctor Brossa